Skip to content

BTB 30: EN LA ESPESURA

Jimmy Glotfelty lucha contra gigantes mientras anda de puntillas por los bosques naturales mixtos de madera dura de Virginia Occidental.

— Por Paul Iarocci

De acuerdo con la West Virginia Forestry Association (Asociación Forestal de Virginia Occidental), Virginia Occidental es el tercer estado más forestado de los EE. UU, con casi 12 millones de acres (4,8 millones de hectáreas) forestadas, 94 % de los cuales está compuesto por especies de madera dura. En esta región tan ricamente dotada de recursos es donde Mt. Lake Park, contratista de Maryland J&B Logging Inc. tiene operaciones.

El grupo de J&B Logging Inc. poco después de recibir el LX830C a finales del 2010. Posando delante del LX830C

El grupo de J&B Logging Inc. poco después de recibir el LX830C a finales del 2010. (Izq. a der.) gerente de distrito de Tigercat Jerry Smeak, Eric Savage (talador manual, operador de topadora), Lynn Sisler (operador de LX830C), Jimmy Glotfelty (dueño)y Brad Beckman (operador de cargador 240B). El operador del skidder, Terry Alexander, está ausente.

El dueño, Jimmy Glotfelty, comenzó a talar árboles con su hermano en 1995 y de ahí pasó a formar su propia empresa, J&B Logging Inc., en el 2003. En un principio era una operación de tala manual. A medida que los alcanzó la mecanización, Jimmy (como muchos otros contratistas de la zona) invirtió en un feller buncher Timbco sin sobrepaso de giro de cola equipado con una sierra de espada. Esta era una combinación ideal para talar en forma selectiva grandes árboles de madera dura y con mucha copa sobre laderas inclinadas.

El terreno inclinado y frecuentemente mojado de Virginia Occidental limita la movilidad y eficacia de los skidders con garra, así que los feller bunchers sobre orugas recibieron tareas adicionales… básicamente quitar ramas grandes, desmochar árboles y colocar los troncos de forma que queden más cómodos para los skidders.

Jimmy compró su primer Tigercat (un cargador 240B) a Lyons Equipment en el 2004. Desde ese entonces la máquina ha acumulado más de 12 000 horas de funcionamiento sin prácticamente ningún problema. “Nunca tuve que tocar la 240”, afirma Jimmy. “Es una buena máquina”. El cargador está equipado con un cortador con sierra de espada. Sus tareas principales consisten en clasificar, tronzar y cargar troncos cortos y madera para celulosa.

Un LX830C apila troncos en el bosque

Tareas de shovel logging.

Teniendo en cuenta el rendimiento y la confiabilidad del 240B y la relación de Jimmy con el vendedor de Lyons Equipment, Jerry Smeak (ahora gerente de distrito de Tigercat para Pensilvania, Maryland, Ohio y Virginia Occidental), Jimmy compró un skidder 630C en el verano del 2007 para reemplazar un Timberjack 460 más pequeño. “Es mi máquina principal”, remarca. Desde entonces, Jimmy ha comprado otro skidder pequeño para trabajar en forma conjunta con el 630C.

Una vez más, son la confiabilidad y las altas tasas de tiempo de actividad lo que impresionaron a Jimmy, porque la disponibilidad de las máquinas es fundamental para su operación. Maneja una ajustada operación de cuatro máquinas que talan, arrastran, cargan y transportan. Hay muy poca madera sobre el suelo, y el terreno lleva a pequeñas áreas de cancha de acopio; por eso no hay mucho espacio libre. Una máquina que falla puede detener toda la operación rápidamente.

El 630 suele confinarse al sendero principal de arrastre. A menudo la disposición del terreno y los caminos exigen arrastres cuesta arriba y en pendiente pronunciada. “El terreno normalmente sube y baja, todos los arrastres son cuesta arriba”, explica Jimmy; luego, indicando con la cabeza el tramo actual, que se encuentra en una cresta más suave, dice: “Este terreno está muy bien”.

El 240B con 12 000 horas de Jimmy luce como nuevo mientras apila troncos cortados a medida uno arriba del otro.

El 240B con 12 000 horas de Jimmy luce como nuevo.

La última adquisición de Tigercat que tiene Jimmy llegó en el otoño del 2010. Le compró a Ricer Equipment (ubicada en Lucasville, Ohio) un feller buncher LX830C con nivelador, que venía originalmente con una sierra de espada de otro proveedor. “Ya había tenido un par de Timbcos y entonces pensé en probar este Tigercat, que creo que va a hacer un muy buen trabajo y a durar un poco más”, comentó Jimmy cuando recibió la máquina.

Jimmy indica que el LX830C es una máquina más grande que Timbco 445. “Esta máquina es mucho más pesada. Cuesta más trabajo moverla. Por suerte la movemos solamente seis veces al año como máximo”.

El operador Lynn Sisler comenta que la máquina se siente más estable. Jimmy coincide y agrega: “Es un pie más larga y seis pulgadas más ancha”. Cuando se le preguntó si manejar una máquina más grande que la 445 tenía alguna desventaja, Jimmy contesta: “Aprendes a manejarla en espacios estrechos. En realidad te puede ir mejor en los bosques con una máquina de tala selectiva que si lo haces manualmente. Yo hice tala manual durante probablemente los primeros ocho años”.

El operador Lynn Sisler empujaba los árboles hacia atrás con el cabezal anterior, lo que traía más problemas. La estructura superior del 5185 acoplada con la muñeca de 340 grados debería solucionar estos temas.

El operador Lynn Sisler empujaba los árboles hacia atrás con el cabezal anterior, lo que traía más problemas. La estructura superior del 5185 acoplada con la muñeca de 340 grados debería solucionar estos temas.

Incluso a 36 000 kg (80 000 lb), el LX830C equipado con sierra de espada es una máquina en extremo versátil y ágil para estas difíciles aplicaciones selectivas, e irónicamente se ve pequeñito al lado de los enormes árboles de madera dura de la plantación. Por lo general, los árboles se talan y, si es posible, se los coloca en sentido paralelo a las orugas, a lo largo de la máquina. Esto reduce el recorrido de las orugas al acortar la distancia hasta el extremo superior del árbol. Este movimiento se veía limitado por los 40 grados de rotación máxima del cabezal original. Lynn lo compensaba abriendo primero los brazos inferiores, inclinando el cabezal y tirando el árbol hacia atrás para posicionarlo en paralelo a las orugas y tan lejos y atrás como fuera posible.

De hecho, cuando Jimmy recibió la máquina, enseguida cortó el cuerno superior para reducir la altura general del cabezal a fin de permitirle a Lynn enviar las partes inferiores hacia adelante con mayor facilidad.

Luego de talar un árbol grande, Lynn va o regresa al extremo superior del árbol, quita las ramas grandes, lo desmocha y lo convierte en troncos de largos manejables si es necesario. Por último, los árboles se arrastran al sendero de arrastre y se agrupan en gavillas a un ángulo aproximado de 45 grados, con las partes inferiores alineadas en el sendero.

Aunque Jimmy dice que en la mayoría de sus senderos los árboles son mucho más pequeños, estos son grandes y a veces requieren cortes dobles y triples. Al tener ramas muy grandes, también tienen mucha copa y son difíciles de manejar. A pesar de la dificultad para manejar los árboles grandes y engorrosos, “es más fácil alcanzar la producción con troncos más grandes”, comenta Jimmy.

Después de solo una o dos semanas en este difícil ciclo de trabajo (con la manipulación y el arrastre extra de los troncos grandes), comenzaron los problemas. La sierra de espada comenzó a romperse todas las semanas; fallaban el brazo de agarre inferior o la unidad de sierra. Esta situación causaba que se perdiera mucha producción y afectaba negativamente al transporte LX830C.

El gerente de distrito de Tigercat, Jerry Smeak, pasa rozando una gavilla puesta sobre el sendero de arrastre.

El gerente de distrito de Tigercat, Jerry Smeak, pasa rozando una gavilla puesta sobre el sendero de arrastre.

Duane Barlow, gerente de producto de Tigercat para accesorios, explica: “El cabezal se veía fuerte y se decía que funcionaba bien en el noroeste del Pacífico. Pero por desgracia no era lo suficientemente fuerte para la madera dura y de tala selecta de Virginia occidental”.

El presidente de Tigercat, Tony Iarocci, visitó a Jimmy y le prometió una solución a sus problemas con el cabezal. Tigercat intentó trabajar con el fabricante de cabezales, pero la compañía no pudo brindarle una solución viable y oportuna para los problemas de la unidad de sierra o de la estructura.

Entonces Barlow y su equipo vieron a media docena de fabricantes diferentes para buscar otro cabezal. “Ninguno de ellos ofrecía la combinación de características de durabilidad, simplicidad y rentabilidad que necesitaba la aplicación”, afirma Barlow. “Y el comentario de Jimmy fue: “¿Por qué simplemente no fabrica Tigercat una sierra de espada?””. Así que hicimos un diseño básico empezando con el de la caja de sierra de nuestro cabezal cosechador, con dos brazos y con nuestra muñeca de 340 grados. El concepto fue revisado, y nos dieron luz verde para seguir avanzando”.

El proceso detallado del diseño comenzó con una revisión de la aplicación específica y de otros cabezales usados en aplicaciones similares. El diseño se completó con la idea de construir un cabezal fuerte, simple y productivo que brindara una versatilidad superior para las tareas de tala, desrame, desmoche y apilado.

“Un cabezal compacto diseñado con una placa gruesa y de alta resistencia usada en un armazón de caja totalmente cerrada le dio la durabilidad que se necesitaba”, explica Barlow. “La adaptación de nuestra probada muñeca de 340 grados con un nuevo colector de control le daría la destreza necesaria. Se diseñó un par de brazos de agarre con forma de pinza, con un brazo de dientes dobles y uno de dientes simples, con cilindros independientes para tener máximo control. Los pasadores de pivote tienen tres pulgadas de diámetro, y su diseño es similar a los que se usan en nuestras garras para skidders”.

Con los conocimientos de diseño del programa de cabezales cosechadores, el equipo de Barlow diseñó una nueva sierra con distancia entre dientes de 19 mm (¾ in) y alto rendimiento. Montado sobre dos pasadores con soporte de resortes para permitir que la sierra se mueva cuando se la carga verticalmente, el diseño minimiza la torcedura de las barras. La sierra está disponible con un tensionador manual o un tensionador hidráulico opcional, así como con sensores opcionales para el punto de partida y la posición. El colector que la controla está disponible con cualquiera de los pilotos o con control de solenoides para que se adapte al transporte y a la aplicación. Jimmy optó por la simplicidad, y escogió el tensionador manual, ningún sensor y control total por parte del piloto. Pero sí compró la muñeca opcional de 340 grados.

En la espesura. El LX830C corta y controla hábilmente los árboles grandes dentro de un bosque natural complicado.

En la espesura. El LX830C corta y controla hábilmente los árboles grandes dentro de un bosque natural complicado.

El control hidráulico está diseñado para que funcione con los transportes de Tigercat; tiene velocidades de brazo rápidas, un agarre superior y un mejor rendimiento de la sierra. El control electrónico de las funciones de aserrado se optimizó con los aportes de Jimmy, brindando control manual total además de funciones automáticas para adaptarse a las aplicaciones de corte selectivo y desrame, con ajustes que se adaptan a las preferencias del operador. Jimmy dice que está realmente contento con el Tigercat 5185 y que valió la pena esperar. El cabezal ha funcionado durante más de 550 horas sin fallas mecánicas ni tiempo de inactividad.

De vuelta al costado del camino, el 240B está cargando troncos cortos aserrados en uno de los dos camiones de Jimmy. Va a contratar un tercer camión, que tiene suficiente capacidad de transporte para las seis a siete cargas que J&B produce a diario.

Como rutina, Sisler desrama y tronza los árboles de las plantaciones.

Como rutina, Sisler desrama y tronza los árboles de las plantaciones.

Jimmy y su equipo se encuentran talando madera dura de mucho valor que se usa para producir tablones de alto grado. “Esta carga irá al aserradero Allegheny en Kingwood, Virginia Occidental. Cortamos cerezo, arce blando y duro, roble blanco y rojo, haya, abedul y pacana”.

Allegheny no solo exige un producto de calidad, sino que también pone énfasis en la preservación de los árboles que quedan en pie. “¿Los árboles residuales que dejamos? Por eso es que me nombraron Contratista forestal del año. No es simplemente salir y cortar un árbol por aquí y otro por allá”, dice Jimmy, haciendo un gesto con el brazo en dirección al bosque. “Puedes verlo aquí; las partes de arriba no están rotas. Quieren volver cada diez o doce años y volver a cortarlos”.

Jimmy con su sierra de espada de Tigercat.

Tardó un año, pero Jimmy finalmente recibió su nueva sierra de espada de Tigercat. Una espera que valió la pena, según dice.

Related Videos