Skip to content

BTB 34: Especialista en eucaliptos

José Hidalgo habla acerca de su empresa Mecharv y de cómo una caminata casual por el monte de la Columbia Británica impulsó la compra de 30 máquinas Tigercat.
El skidder 615C y el shovel logger LS855C trabajan en conjunto en una montaña El shovel logger puede llevar madera desde las secciones más inclinadas del tramo y acumula previamente gavillas para el skidder, lo que mejora significativamente la producción del skidder en los tramos con pendiente.

El skidder 615C y el shovel logger LS855C trabajan en conjunto. El shovel logger puede llevar madera desde las secciones más inclinadas del tramo y acumula previamente gavillas para el skidder, lo que mejora significativamente la producción del skidder en los tramos con pendiente.

Mecharv S.A., ubicada en Los Ángeles, Chile, no tiene la estructura de una compañía de contratistas de cosecha promedio. El dueño y fundador de Mecharv, José Hidalgo, comenzó en 1991 como un empleado en el departamento de cosecha mecanizada de Monte Águila S.A., una compañía que era dueña de extensos recursos forestales y los controlaba en ese momento. En el 2000, Monte Águila decidió reducir las actividades del departamento de cosecha mecanizada y, en lugar de eso, favorecer el uso de contratistas independientes para satisfacer los requisitos de fibra de la compañía. En el 2001, Mecharv S.A. se fundó como una compañía independiente. José también fundó una compañía hermana de transporte, propiedad de Mecharv, llamada Transportes Reñico. “El objetivo no era crear Mecharv solo para mí, sino para toda la gente que había trabajado para mí en los años anteriores [en Monte Águila] y que eran trabajadores leales”, explica José. Estos empleados recibieron la oportunidad de convertirse en accionistas de la nueva empresa, lo que generó una estructura corporativa cerrada única en su género. La inversión de José lo convirtió en el mayor de los doce accionistas, pero hasta el día de hoy, él tiene solo el 49 % de las acciones de la compañía. “Si fuera dueño del 51 %, la compañía funcionaría como una dictadura”, explica. “El grupo de propietarios conforma una junta directiva, y por medio de ella toman decisiones activas y participan en la administración”.

(Izq. a der.) Claudio Albornoz (especialista en ventas de Latin Equipment), Rossana Constant (administradora de ventas internacionales de Tigercat), José Hidalgo (propietario, Mecharv) y Rodrigo De la Sotta (especialista en ventas de Latin Equipment) frente a una máquina de vapor antigua, parte de la vasta colección de equipos de José.

(Izq. a der.) Claudio Albornoz (especialista en ventas de Latin Equipment), Rossana Constant (administradora de ventas internacionales de Tigercat), José Hidalgo (propietario, Mecharv) y Rodrigo De la Sotta (especialista en ventas de Latin Equipment) frente a una máquina de vapor antigua, parte de la vasta colección de equipos de José.

José siente que esta estructura mejora el rendimiento de los empleados porque tienen participación real en la compañía. “Si tengo una propuesta de inversión muy importante, esta se convierte en una decisión de la junta directiva. Suelo ser quien toma las decisiones porque confían en mí, pero quiero que los empleados sepan y sientan que participan en el proceso. Si yo cuento con su lealtad, sé que van a trabajar duro para Mecharv”. Para empezar, José le compró un sistema de CTL usado de Ponsse a su anterior empleador. Pero por desgracia, la condición de las máquinas no era la mejor. “No fue fácil al principio”, recuerda José. “Teníamos mucha experiencia técnica, pero no experiencia empresarial o comercial. Tuvimos que aprender a los apurones. Y aprendimos tropezándonos y equivocándonos muchas veces”. Si bien el sistema de CTL funcionaba y cosechó cerca de 15 000 m3 en el primer año, José soñaba con un día en el que pudiera operar equipo perfectamente adaptado a las operaciones. También imaginaba poseer todas máquinas de la misma marca, para aprovechar las economías de escala y contar con el conocimiento técnico apropiado para mantener y reparar todo en sus instalaciones.

Un fabricante y la mejor marca

A principios de la última década, Komatsu tenía un acuerdo de marketing con Silvatech Industries, fabricantes del skidder hidrostático Morgan. “Komatsu nos invitó a ver skidders Morgan en Canadá”, recuerda José. “Fuimos a un emplazamiento en la Columbia Británica. Un sendero nos llevó a donde estaba trabajando el skidder de Morgan”. Pero según el relato de José, había otro sendero. “Escuché el sonido de una máquina y lo seguí por curiosidad”. Ocurrió que llevaba a un área donde estaba trabajando un skidder de Tigercat”, explica José. “Con mis conocimientos básicos de inglés, le pregunté al operador acerca de la máquina, y este dijo que era grandiosa. Yo estaba sorprendido con esta máquina”. (Uno no puede menos que preguntarse qué pensó el operador cuando este chileno amistoso se puso a charlar con él en un remoto bosque de la Columbia Británica). José prosigue: “el operador iba colina abajo. Yo me subí a la cabina con él; la máquina me gustó, pero le pregunté “¿puedes ir cuesta arriba?”. Él se rió y dijo: “no es lo que solemos hacer, pero bueno, hagámoslo”. Dio la vuelta y subió la colina perfectamente. De vuelta en Chile, supe que Latin Equipment era el distribuidor de Tigercat, y les dije que quería un skidder 630B. Así es como empezó mi amor por Tigercat”. Luego de eso Mecharv ha comprado 30 máquinas de Tigercat. Aunque trabaja con otras marcas, José aclara que “esto ocurre solo cuando Tigercat no fabrica la máquina que busco…, como procesadores pequeños”.

Sistemas y operaciones

Manuel Chicioada es el gerente responsable de operaciones de todas las diversas y variadas configuraciones de cosecha de eucalipto de Mecharv. La producción total por mes es de 140 000 m³, casi diez veces el volumen del 2001, y la empresa tiene ahora 190 empleados.

El operador usa mucho el asiento Turnaround en esta dificultosa aplicación. Primer plano de la cabina de un skidder.

El operador usa mucho el asiento Turnaround en esta dificultosa aplicación.

Monte Águila fue adquirida por otra compañía de explotación forestal, Forestal Mininco, en el 2004. Mininco gestiona bosques y exporta celulosa, y José agradece que la empresa haya evaluado y reconocido el buen trabajo que ha hecho Mecharv. En la actualidad Mecharv opera dos sistemas de astillado de eucalipto en campo para Mininco. Uno trabaja a tiempo completo, y el segundo se usa como reserva en caso de que uno de los otros contratistas de Mininco no logre suministrar el volumen contratado. “La reserva mantiene y garantiza el suministro de astillas para la instalación de Santa Fé de Mininco”, dice José. El único sistema de astillado produce 35 000 m³ por mes con un feller buncher sobre ruedas 724E, dos skidders (un 630D y un 620D) y un descortezador/astillador Precision Husky. Los dos sistemas Mecharv de tronco completo producen 20 000 m³ por mes cada uno. Las configuraciones son idénticas, con un feller buncher 724E, dos skidders 620D y un T240 con un cortador de sierra de piso. Dos máquinas, 220C y T250 montados en un camión, se usan para la carga. José explica que el 220C se usa en caso de que decidan dejar un trabajo con la madera aún al costado del camino. Más tarde el camión puede volver sin problemas al lugar y cargar la madera. Estas dos operaciones suministran material a la planta de celulosa Santa Fé de Mininco. Los troncos completos se cargan en el camión, desmochados a 5 cm con las ramas y la corteza intactas. La planta desrama y descorteza en sus propias instalaciones, y usa el material como combustible de biomasa para sus instalaciones. Otro sistema ofrece un producto similar de troncos completos a Forestal Celco SA, una subsidiaria de Arauco Group, a excepción de que el sistema opera en pendientes pronunciadas. Está compuesto por un feller buncher L830C, un skidder de cable 604C, y por skidders 610C y 620D equipados con winches. Un 630 de Timberpro con una sierra de garra trabaja al costado del camino. Chile es un país montañoso y abundan las plantaciones de eucalipto en terreno pronunciado. En ocasiones, las laderas pronunciadas ofrecen un clima excelente y condiciones de cultivo ideales. Generalmente, en los valles y regiones inferiores de las montañas hay plantaciones de eucalipto y pinos radiata. Las elevaciones más altas cercanas al norte de la cordillera de Los Andes están cubiertas principalmente de pino radiata. Mecharv cuenta con un par de equipos mecanizados adicionales para terrenos con pendientes pronunciadas. Un sistema consta de un feller sobre orugas Valmet antiguo (pronto se reemplazará por un L845C de Tigercat que Mecharv ya ha pedido), un skidder de cable 604C Tigercat y un cargador T234 con un cortador. Los árboles se cortan en largos de 5 a 7 m sin afectar las ramas ni las cortezas.

Un LS855C de Tigercat procesando en una pendiente pronunciada en Chile.

De acuerdo con José, el LS855C es muy versátil. Puede talar, apilar y cortar transversalmente al costado del camino, e incluso cargar troncos si se requiere. En Chile, pocas personas pensaron que el concepto funcionaría, y hoy en día, muchas lo están considerando.

El último sistema para terrenos con pendientes pronunciadas (que trabaja en plantaciones de Mininco) utiliza el shovel logger LS855C de Tigercat equipado con un cabezal cosechador de Satco. Puede talar, apilar y realizar un amontonamiento previo de gavillas para los skidders. Un nuevo 615C (el primero en Sudamérica) y un 604C realizan el arrastre hacia el costado del camino donde los árboles se cortan a medida sin ningún otro procesamiento adicional. El shovel logger y el skidder de seis ruedas trabajan muy bien en conjunto; el shovel mejora significativamente la productividad del skidder al transportar la madera cuesta arriba desde los tramos más empinados del bloque. José, un pionero en Chile con el LS855C, explica que el shovel logger es una máquina muy versátil porque puede hacer cortes transversales al costado del camino, e incluso cargar troncos si se requiere. Agregó que en Chile pocas personas pensaron que el concepto funcionaría, pero aún así, él creó una operación nueva muy productiva en torno a la máquina, y hoy en día mucha gente lo están considerando.

El primer 615C de Tigercat en Chile arrastrando cuesta arriba sobre uno de los sistemas mecanizados para pendientes pronunciadas de Mecharv.

El primer 615C de Tigercat en Chile arrastrando cuesta arriba sobre uno de los sistemas mecanizados para pendientes pronunciadas de Mecharv.

Related Videos