Skip to content

BTB 36: Cosecha en estilo neozelandés

En solo unos años, con AB Equipment al mando, la población de máquinas de Tigercat en Nueva Zelanda se ha incrementado de un puñado de unidades a más de 120.
Vista panorámica de un inmenso paisaje de verdes colinas y una plantación de árboles. Observe de cerca y podrá ver el 880 de Dave Paul en la cancha de acopio.

Zona forestal, propiedad de la Municipalidad de Dunedin. Observe de cerca y podrá ver el 880 de Dave Paul en la cancha de acopio.

Parece que hay una confluencia de factores detrás del crecimiento exponencial. Siendo un país con ciclos particularmente severos, con auges y caídas en la industria forestal, últimamente Nueva Zelanda ha disfrutado de una demanda sólida de troncos de pino en India, China y Corea. Con una valuación de moneda inferior en comparación con la vecina Australia, se ha convertido en un país especialmente atractivo para los mercados asiáticos. La fuerte economía local y el esfuerzo de reconstrucción masiva tras el terremoto de Christchurch en 2011 han generado un mercado nacional decididamente más firme para los troncos de mayor calidad comercializados a aserraderos locales para el consumo nacional.

El transporte LH855C de Dave Paul puede talar y desramar en una pendiente.

El transporte LH855C de Dave Paul puede talar y desramar.

El suministro también se encuentra allí. Con rotaciones que varían de 25 a 30 años y la producción de tamaños de piezas promedio de 1 a 4 toneladas métricas, es evidente que el pino radiata crece muy bien en Nueva Zelanda. Muchas plantaciones están entrando en funcionamiento con una actual capacidad general sostenible de alrededor de 30 millones de toneladas métricas al año. Si sobrevolamos cualquier región forestal, es fácil observar desde el aire que todos los puntos del paisaje parecen estar sembrados de pinos radiata. Future Forests Research Limited (FFR), una asociación forjada en 2007 entre la industria forestal de Nueva Zelanda y Scion (una organización de investigación forestal), indica que actualmente la proporción de la cosecha forestal nacional del país de colinas empinadas (que superan los veinte grados de pendiente) es el 44 % de la cosecha total. Se prevé que este número aumente al 53 % en 2016 y que supere el 60 % en 2025.

La combinación de pendientes pronunciadas y madera de gran tamaño requiere sistemas de cosecha para terrenos pronunciados diseñados especialmente: justo la especialidad de Tigercat. Los especialistas en ventas de AB Equipment junto con el personal de Tigercat en el terreno de Nueva Zelanda han hecho un trabajo excelente al explicar los méritos de los transportes sobre orugas y los skidders de alta capacidad diseñados especialmente para lidiar con las pendientes y los troncos de gran tamaño y, más recientemente, del cargador 880 como la máquina indicada para el procesamiento al costado del camino.

Dave Paul Logging

Dave Paul, con sede en Dunedin, en el rincón sureste de Isla Sur, posee un contrato de 75 000 toneladas métricas con la Municipalidad de Dunedin. Curiosamente, la propia municipalidad posee una amplia área forestal montañosa que rodea a la ciudad, y comercializa los troncos a Asia. Dave opera personalmente un harvester LH855C de Tigercat relativamente nuevo equipado con un cabezal para talar y desramar 424 de Satco de 3400 kg. Dave afirma que la combinación manipula cómodamente árboles bastante grandes, que promedian los 1,5 metros cúbicos (1,65 tonelada corta) en pendientes de hasta 36 grados. Está encantado con la fuerza de tracción poderosa del transporte y asegura que el compartimiento con puertas basculantes de la campana es una ventaja real en lo que respecta al mantenimiento diario. Al pasar de un chasis inferior con nivelación fijo más bajo al R7-150L-2 de Tigercat, Dave comenta que se siente mucho más renovado al final del día, en comparación a cuando operaba su máquina anterior.

El H855C de Renner tala y apila cuesta arriba hasta el skidder 630C.

El H855C de Renner tala y apila cuesta arriba hasta el skidder 630C.

Si bien no es un verdadero cabezal cosechador, el 424 de Satco tiene rodillos de alimentación, lo que permite a Dave talar el árbol y realizar un trabajo de desrame rápido y duro antes de apilarlo en un sitio favorable para el skidder. El emplazamiento donde visitamos a Dave tenía su porción de árboles torcidos, bifurcados y muy frondosos; retirar algunas ramas en la plantación disminuye el peso y la resistencia de arrastre, lo que aumenta la productividad del skidder y reduce el consumo de combustible y el desgaste del sistema de transmisión. (El pino radiata es muy pesado, cuenta con una proporción de 1 metro cúbico por tonelada métrica). Si las comparamos con una región como la Columbia Británica con condiciones de cosecha similares, las diversas especies varían de 0,55-0,8 toneladas métricas por metro con muy pocas ramas. Dave, que compró el primer skidder de Tigercat en Isla Sur (un 630C), recientemente adquirió un skidder 635D, y lo considera un skidder ideal para su aplicación. Puede trabajar en terreno pronunciado y con madera de gran tamaño, así como con cualquier condición de suelo blando que encuentre.

El 635D jala hacia el costado del camino, donde un 880 de Tigercat equipado con el 800 de Woodsman Pro, un cabezal de 5000 kg, procesa y realiza aprovechamiento. Incluso con varias clasificaciones y una forma de tronco no muy buena (lo que implica un mayor tiempo para elegir árboles de la pila), la combinación 880/Woodsman procesa fácilmente el cupo anual de Dave de 75 000 toneladas métricas. Con 18 calidades diferentes, la producción promedia las 350 toneladas métricas por día. Dave ha dado con un sistema que aborda los diversos desafíos del terreno pronunciado, la madera de gran tamaño, la gran cantidad de clasificaciones y una calidad de plantación no óptima.

El skidder 635D arrastrando grandes troncos con su garra.

El skidder 635D de Dave Paul.

Renner Logging

Con sede en Rangiora, al norte de Christchurch en Isla Sur, Peter y Wendy-Lee Renner son los dueños de Renner Logging, que opera en las llanuras de Canterbury y en las pendientes que bordean la esquina oriental de los famosos Alpes del Sur de Nueva Zelanda. Pete, un exatleta que compitió en las olimpíadas de verano de 1984 en el evento de Steeplechase de 3000 m, es otro contratista práctico con muchos años de experiencia en la tala manual. Con la mecanización asentada firmemente en Nueva Zelanda, la mayor parte de la tala manual de las operaciones de Pete y Wendy ha sido sustituida por un LH855C de Tigercat equipado con un cabezal de tala direccional 630 de Satco.

Renner Logging maneja un H855C de Tigercat con un HTH624C al costado del camino; un skidder arrastra una carga de madera hacia el harvester.

Renner Logging maneja un H855C de Tigercat con un HTH624C al costado del camino.

Pete adquirió inicialmente el LH855C con un Waratah, para que la máquina pudiera actuar como harvester y procesador en sus operaciones de cosecha sobre suelo en la región de las llanuras de Canterbury. Ahora que gran parte del volumen de corte anual para los equipos sobre suelo de Renner se traslada hacia terreno más pronunciado, su decisión de comprar un segundo procesador H855C de Tigercat facilitó mucho la fortaleza del rendimiento del LH855C original.

Pete intercambió el HTH624C y decidió colocarlo en el H855C con base plana con la intención de usar la unidad nueva como un procesador de tiempo completo al costado del camino. Así se pudo colocar el cabezal de tala direccional Satco en el LH855C para shovel logging a tiempo completo en terreno más pronunciado. En vista del hecho de que la brecha de precio entre el H855C y una excavadora convertida era bastante estrecha, para Pete y Wendy la decisión fue simple.

El H855C y el 1075B de Jordan. Jordan afirma que el modelo de CTL extiende su temporada.

El H855C y el 1075B de Jordan. Jordan afirma que el modelo de CTL extiende su temporada.

El día de nuestra visita, el equipo de Pete estaba trabajando en suelo pronunciado y lodoso con un pequeño porcentaje de árboles caídos.  La madera que talaban era un tanto pequeña (un tamaño de pieza de menos de 2 toneladas métricas, si eso se considera pequeño) porque estaban cosechando antes de la rotación normal de 25-27 años para llegar a la madera derribada.

El LH855C talaba y apilaba la madera hasta las secciones más empinadas del bloque y alimentaba al skidder 630C, que transportaba la madera sobre suelo más sencillo hasta el H855C al costado del camino. Pete supone que otro factor que ha contribuido al número cada vez mayor de plantaciones situadas en terreno pronunciado es la menor exposición a los eventos graves de fuertes vientos que causan estragos en las llanuras de Canterbury.

Grimmer Logging

Jordan Grimmer, dueño de Grimmer Logging con sede en Whangarei, opera en la región de Northland de Isla Norte. Una de las pocas operaciones de CTL que visitamos en Nueva Zelanda, Jordan posee dos forwarders 1075B de Tigercat, un LH855C equipado con un HTH625C de Waratah y una excavadora convertida en feller o shovel logger.

Jordan cuenta con un sitio de recolección con un harvester H855C más antiguo equipado con un cabezal de tala Ensign. Esta máquina tala y apila para la torre forestal. Jordan también acaba de adquirir un nuevo 880 de Tigercat equipado con un HTH625C de Waratah.

Jordan Grimmer (centro) acompañado por Marcus Bourke, especialista en ventas de AB Equipment, y el gerente de distrito de Tigercat, Glen Marley (derecha).

Jordan Grimmer (centro) acompañado por Marcus Bourke, especialista en ventas de AB Equipment, y el gerente de distrito de Tigercat, Glen Marley (derecha).

Jordan ha adaptado y modificado su equipo y sus operaciones sobre suelo con el paso de los años en busca de la solución más óptima para el terreno y las condiciones climáticas típicas, sin dejar de ser consciente del elemento humano.

“Necesitábamos apartarnos de los troncos completos para extender la temporada a doce meses”, asegura Jordan, que continúa explicando que su operación solía utilizar taladores manuales combinados con arrastre de troncos completos hasta una excavadora convertida en procesador al costado del camino. Con la incorporación de la máquina excavadora convertida en feller/shovel y el harvester de nivelación de Tigercat diseñado especialmente, “pudimos liberarnos del skidder y reemplazarlo por un forwarder”.

Un forwarder de Tigercat atraviesa el polvo.

No se ve aquí, pero la región de Northland presenta abundantes precipitaciones.

En las operaciones de Jordan, el skidder era el punto débil con varias desventajas. Primero y principal, el suelo es demasiado húmedo en invierno para que el skidder trabaje de manera constante, ya que la región tiene un drenaje deficiente. Segundo, a Jordan le resultó muy difícil encontrar buenos operadores. A la inversa, dijo: “puedo poner a cualquier niño que sea bueno para los juegos de video en el forwarder. Y a los muchachos les gusta manejarlos”. Aunque Jordan reconoce que un forwarder no puede alcanzar la misma producción diaria que un skidder, “en el lapso de un año, la producción es mucho mejor porque puede trabajar más días”. Otro caso que reafirma la frase “No llega más lejos quien más corre”.

La máquina excavadora convertida tala toda la madera y la apila según se requiera fuera de las secciones más pronunciadas y más húmedas del trayecto. Para Jordan, esta es la clave de la alta producción, ya que deja a los árboles en una posición más favorable para el procesamiento y el transporte, manteniendo al LH855C y al 1075B fuera de los barrancos pronunciados y en una producción máxima. Esto permite al único harvester adelantarse al resto del sistema, que de lo contrario sería difícil.

El operador del 1075B, Lionel Clark, intenta recoger la menor cantidad de clases posible por carga, mientras equilibra el tamaño de carga con la cantidad de viajes de la máquina por ciclo de carga. Este trabajo se ha vuelto un poco más sencillo desde que Jordan cuenta con una excavadora en la cancha de acopio operada por un fabricante de troncos, Jo Coutts, que puede clasificar de manera rápida y eficaz las tres calidades de troncos para aserrar y de tres a cuatro largos de troncos para exportar y para celulosa.

Mold Logging

El LH855C de Peter y Tim Mold talando para una torre forestal en terreno pronunciado.

El LH855C de Peter y Tim Mold talando para una torre forestal en terreno pronunciado.

El extremo superior de la Isla Norte se reduce a una península de tan solo 12 km de ancho en algunas zonas. Siendo una parte del país muy poco poblada, las anchas playas blancas funcionan como rutas. (Una playa de 90 millas se utilizaba como una pista de aterrizaje para los primeros servicios aéreos entre Australia y Nueva Zelanda en la década de 1930. Incluso hoy en día, se ha designado como una carretera pública oficial).

Cerca del extremo superior de la Isla Norte, cerca de la Bahía Espíritus, encontramos la operación de recolección de Mold Logging, propiedad de Peter y Tim Mold. Al trabajar en plantaciones de pino radiata de 25 a 27 años de rotación y sobre las pendientes largas y pronunciadas de lo que es esencialmente una duna de arena gigante, Mold Logging utiliza un LH855C con un 630 de Satco para talar y acumular para una torre forestal. Un procesador 880 trabaja al costado del camino. Peter y Tim tienen otro 880 que opera con un equipo sobre suelo y fueron los primeros en Nueva Zelanda en optar por un 880.

La región en la que operan los Mold posiblemente sea la región de cosecha más remota del país. Cuando Peter y Tim buscaron un proveedor de maquinaria, la disponibilidad mecánica fue un factor importante en la decisión de compra: sabían que el sistema de transmisión debía ser duradero y confiable con capacidad de servicio y respaldo sólidos. Tras realizar sus tareas, Pete y Tim eligieron a Tigercat y a AB Equipment. En la actualidad, Mold Logging dirige una de las operaciones más actualizadas, eficientes, confiables y profesionales de toda Nueva Zelanda.

Hermosa vista panorámica de una cala

Related Videos