Skip to content

BTB 37: Rápida y eficiente

Una breve historia de la cizalla de Tigercat y de por qué es un producto popular en la costa del Golfo de Florida.

— Paul Iarocci

Para descubrir los orígenes de la cizalla de Tigercat, debemos retroceder en el tiempo hasta 1994: el año en que Richard Nixon murió y el analista de la CIA, Aldrich Hazen Ames, fue condenado por espionaje para la Unión Soviética. Nelson Mandela es electo como presidente de Sudáfrica. Se desencadena el drama entre rivales del patinaje artístico y el futbolista colombiano, Andrés Escobar, es asesinado por marcar un gol en propia meta en la Copa del Mundo. Los jugadores de béisbol hacen huelga y George Foreman se convierte en el campeón de pesos pesados con más trayectoria. Y también está O. J. Simpson. Mientras tanto, Tigercat y la Internet están en pañales y listos para crecer.

En 1994, Tigercat desarrolla de manera discreta pero rápida feller bunchers sobre ruedas y el feller sobre orugas 853E en Brantford (Ontario). La población sobre ruedas (que será de 200 al final del año) se extiende desde Virginia hasta Texas. Ya las máquinas son reconocidas como más confiables y productivas que cualquier otra del mercado. Sin embargo, en las aplicaciones de plantaciones de árboles pequeños, los ingenieros de Tigercat consideran que la productividad de la máquina podría mejorarse aún más si solo el cabezal de tala pudiera acumular más árboles por ciclo. También creen que el mercado está listo para un cabezal de cizalla de alto rendimiento. Así, la empresa establece un precedente que desde entonces se ha convertido en una filosofía de diseño global: cuando Tigercat se basa en un componente tercerizado y ese componente deja de estar a la altura, es momento de desarrollar una alternativa mejor en casa.

El miembro del equipo de Tigercat John Kurelek, literalmente una figura legendaria en la industria, se prepara para diseñar una cizalla acumuladora de alta capacidad. El resultado final es la cizalla serie 1800 y, más tarde, la serie 2000 de Tigercat. Ambos cabezales aún se encuentran en producción en la actualidad, aunque con veinte años de mejoras y optimizaciones integradas en el diseño.

Las cizallas de hoy en día poseen bolsillos acumuladores del lado derecho (se cambiaron en 2013 para adaptarse a las sierras de acumulación) para lograr mayor visibilidad y campo visual para aplicaciones de transportes sobre orugas. El área de acumulación para la serie 1800 ha crecido desde 0,455 hasta 0,553 m² (4,9-5,95 ft²). La 1800 está disponible con un cilindro de diámetro interno de 115 mm (4,5 in) para lograr ciclos más rápidos en árboles de menos de 35 cm (14 in) de diámetro. El cilindro de ciclo rápido opcional utiliza una varilla de 75 mm (3 in) con una amortiguación en el extremo de base para eliminar los golpes asociados a un tiempo de apertura más rápido. Con estos tamaños de árboles (comunes en la cosecha de biomasa), los tiempos de los ciclos son un 40 % más rápidos en comparación con el cilindro estándar de 152 mm (6 in) con una varilla de 90 mm (3,5 in).

Primer plano de una cizalla acumuladora 2000 de Tigercat mientras suelta un grupo de pinos.

Capacidad completa. Un operador realmente bueno puede cortar un ciclo de gavilla de diez árboles casi tan rápido como una sierra y sin el ramaje. Muchos creen que un bloqueo efectivo del árbol mientras se corta permite gavillas más grandes y paralelas.

Construida para árboles de diámetros mayores, la serie 2000 tiene una capacidad de 0,5 m² (5,38 ft²) medida sobre el bolsillo acumulador y la cuchilla fija. La serie 2000 utiliza un cilindro de diámetro interior de 165 mm (6,5 in) con una varilla más grande de 90 mm (3,5 in). Otra mejora importante para ambos modelos, realizada en 2013, fue el cambio a rodamientos cónicos en la junta de pivote de la cizalla, lo que ofrece una alineación de la cuchilla muy precisa y, en consecuencia, un corte de mayor calidad.

Las cizallas son un accesorio altamente especializado, ideal principalmente para la cosecha de madera para celulosa y biomasa y para diámetros de troncos más pequeños y relativamente constantes. La realidad es que muchos contratistas no pueden garantizar un suministro continuo de madera que cumpla con los criterios. Sin embargo, existen algunos mercados geográficos, como Australia Meridional y Australia Occidental, donde los contratistas se muestran entusiasmados con las cizallas de Tigercat montadas en los transportes sobre orugas 845C y 855C. (Consulte BTB 31 de julio de 2012, ¿De qué cuello de botella hablan? y BTB 22 de marzo de 2009, Cuando la suerte está echada). Ambas regiones albergan un gran volumen de plantaciones de eucalipto homogéneas y de diámetro pequeño con condiciones de suelo muy difíciles. Según el representante de la fábrica para Australasia, Glen Marley: “la alta producción de corte, la confiabilidad, el bajo mantenimiento y la longevidad se han comprobado una y otra vez en las condiciones locales, donde las sierras de disco se han evitado principalmente debido a las condiciones de suelo altamente abrasivas, el terreno rocoso y el riesgo mayor de los peligros de incendios forestales asociados”.

Un 720E de Tigercat, manejado por James Williams, arrojando una gavilla. Con amplia experiencia en operación, James se ha convertido en un gran admirador de las cizallas de Tigercat.

Un 720E de Tigercat, manejado por James Williams, arrojando una gavilla. Con amplia experiencia en operación, James se ha convertido en un gran admirador de las cizallas de Tigercat.

Otro mercado donde predominan las cizallas de Tigercat es al norte de Florida. En la región del Golfo abundan las plantaciones de pino sobre suelos sumamente arenosos. BTB recientemente hizo un recorrido rápido por las zonas de Perry y Live Oak para ver algunas de las cizallas de última generación de Tigercat en acción. La primera parada fue la operación de Jeffrey Boland, propietario de Boland Timber Co. El emplazamiento era un tramo tipo playa de pinos de baja calidad. La plantación estaba alfombrada por palmas enanas. La madera verde se transporta en troncos completos hasta la planta de celulosa Buckeye de Perry (Florida), donde se convierte en astillas para combustible.

Hay una sutil diferencia en la manera en que la cizalla corta un árbol y la manera en que lo hace una sierra. Cuando una sierra eléctrica atraviesa un árbol, el tronco de corte se suelta y apoya sobre la placa trasera por unos instantes. Con una cizalla, el operador envuelve el brazo sujetador alrededor del tronco mientras lo corta, creando un bloqueo constante y eficiente en el árbol. Muchos operadores, incluido el conductor del 720E de Boland, Punky Hampton, creen que esta diferencia les permite empacar más árboles en el cabezal que una sierra de tamaño equivalente, lo que con el tiempo elimina una cantidad significativa de viajes de la máquina. Si corta diez árboles en lugar de nueve en diez ciclos, eliminará un ciclo de gavilla completo junto con el viaje que implica ir y venir desde la gavilla. Cortar dos árboles adicionales por ciclo marca incluso una diferencia más profunda, al eliminar aproximadamente cada sexto ciclo.

Hay quienes critican la cizalla al decir que el tiempo de ciclo de apertura y cierre es demasiado lento, pero, como dice Jamie Boland, el hijo de Jeffrey: “No es necesario abrir la cizalla completamente. Algunas personas dicen que son más lentas, pero nunca debemos esperar en el cortador. No usaría una sierra”.

Una de las cuatro cizallas de Tigercat de Boland Timber entre las palmas enanas sobre el tramo tipo playa cerca de Perry, Florida.

Una de las cuatro cizallas de Tigercat de Boland Timber entre las palmas enanas sobre el tramo tipo playa cerca de Perry, Florida.

Para los Boland, son los costos de mantenimiento los que hacen la diferencia. “Cambiamos las cuchillas de cizalla una o dos veces al año. Las mantenemos afiladas y no cortamos muchos troncos de gran tamaño. Los dientes [cuando trabajas] en la arena cuestan USD 1000 por mes, incluidos los pernos cada tanto, más la mano de obra y el tiempo de inactividad”. Además, se debe tener en cuenta el desgaste del disco, que los Boland estiman en aproximadamente USD 1,50 por hora. “No conocemos otras cosas, pero sabemos que una sierra no perdurará en la arena. Estas cuestiones valen su peso en oro aquí en la costa del Golfo de Florida”, asegura Jamie. Los Boland calculan que una cizalla puede durar la vida útil de dos tractores, “y ahora con el nuevo rodamiento cónico, puede durar aún más”, supone Jeffery.

El nuevo diseño de rodamiento cónico permite que las cuchillas permanezcan alineadas de manera muy precisa y lograr una mayor calidad de corte y un menor mantenimiento.

El nuevo diseño de rodamiento cónico permite que las cuchillas permanezcan alineadas de manera muy precisa y lograr una mayor calidad de corte y un menor mantenimiento.

Jamie y Jeffery mencionan otra ventaja: “Recogemos el árbol, no el ramaje”. Las sierras de disco tienden a recoger el ramaje en mayor cantidad que los cabezales de las cizallas y permanecen enredadas en los árboles durante el proceso de arrastre, terminando en el descenso. Es un verdadero problema en la cancha de acopio para el operador del cargador, y el uso de la cizalla tiende a agilizar la productividad del cargador, lo que a su vez mejora la productividad de todo el sistema.

La máquina de Punky consume 21,5 l/h (5,68 gph) y corta de 1770 a 2120 toneladas métricas (1950-2340 toneladas) por semana. La ingeniería de Tigercat calcula que hacen falta 40 caballos de fuerza solo para hacer girar una cuchilla de sierra, sin tener en cuenta el corte de los árboles. En términos conservadores, esto se traduce en 5 a 8 l/h (1,3-2 gph) en ahorro de combustible si se maneja una cizalla en lugar de una sierra.

Segunda vida

En 2008, Johnny Boyd, el gerente de distrito de Tigercat y Frank Corley, un destacado profesional de explotación forestal de Greenville, Alabama, consiguieron una cizalla 1800 usada y por menos del precio de una cuchilla de sierra de disco nueva, la reconstruyeron y la instalaron en un feller 724. Los operadores, que al principio desconfiaban, se dieron cuenta rápidamente de que el ramaje no se enredaba y de que se requiere mucho menos mantenimiento que con una sierra de disco. Ahora, cuando los operadores de Frank deben elegir entre una cizalla y una sierra, siempre eligen la cizalla. Otros contratistas (y competidores) tomaron nota y ahora la práctica de restaurar antiguas cizallas se ha realmente impuesto: tanto es así que incluso los distribuidores de John Deere de la región del Golfo de Florida compran cizallas de Tigercat usadas. Es muy común en la región ver feller bunchers de Deere nuevos con cabezales de cizallas de Tigercat restauradas. Esto realmente demuestra que la opinión general es que la cizalla de Tigercat, en cualquiera de sus presentaciones, es el mejor cabezal para las plantaciones arenosas.

Los distribuidores de Deere al norte de Florida compran cizallas de Tigercat usadas, las restauran y las instalan en feller bunchers de Deere nuevos. (Foto cortesía de Shawn Webb)

Los distribuidores de Deere al norte de Florida compran cizallas de Tigercat usadas, las restauran y las instalan en feller bunchers de Deere nuevos. (Foto cortesía de Shawn Webb)

El segundo sitio que visitó BTB fue una operación de Williams Timber Inc. cerca de Live Oak, Florida. Al igual que la anterior, la plantación estaba situada sobre suelo de arena fina. El operador, James Williams, que proviene de una familia con lazos profundos con la comunidad de cosecha forestal del norte de Florida, es otro operador experto que anteriormente usaba sierras eléctricas en feller bunchers sobre orugas y sobre ruedas en condiciones variadas, como pantanos y colinas. James corta los árboles al nivel del suelo. Debido a la forma cónica de la base del árbol, es un trabajo más duro para la cizalla, pero mejora el rendimiento de la fibra y no reduce la velocidad de la producción. Es un operador sumamente rápido y eficiente en sus movimientos; en ocasiones, puede cortar dos árboles antes de cerrar el brazo de agarre. Cronometramos algunos ciclos y lo vimos alcanzar un ciclo de acumulación de diez árboles en 34 segundos. “Me gusta la cizalla”, dice. “Era un hombre [Caterpillar] y me convenciste”. No me llevó mucho tiempo acostumbrarme a la cizalla; el nuevo estilo empaca mucha más madera. Es difícil vencer a una Tigercat”.

Related Videos