Skip to content

BTB 40: CÓMO TRASLADAR LA MADERA EN FRANCIA

Con la plataforma 610, Tigercat y Clohse Group ayudan a un grupo diverso de contratistas forestales franceses a completar una amplia variedad de operaciones de arrastre al tiempo que ofrecen un excelente apoyo posventa.

– Paul Iarocci

El distribuidor de Tigercat, Clohse Group Lux con sede en Troisvierges (Luxemburgo) vende y presta servicio a las maquinarias de Tigercat en la región noroeste de Europa. Los propietarios, Dieter, José y Heinz Clohse, entraron en la industria como contratistas forestales trabajando junto a su padre y aún operan Clohse Forestry Company con equipos de cosecha en Bélgica.

Skidder 610C Tigercat con una pluma giratoria diseñado y fabricado por Charlier Engineering en Bélgica.

Skidder 610C Tigercat con una pluma giratoria diseñada y fabricada por Charlier Engineering en Bélgica.

Sin embargo, el principal objetivo de Clohse Group hasta la fecha han sido las diversas regiones de la región central y este de Francia, donde el equipo ha desplegado nueve skidders serie 610 Tigercat en los últimos años. Para alcanzar los niveles requeridos de servicio, soporte de repuestos y cumplimiento, Clohse Group utiliza tres contratistas de servicio capaces y bien formados. Los comentarios de la cartera de clientes han sido extremadamente positivos.

Bernard Fouilland, propietario y operador de skidder 610C con pluma giratoria que opera en la región de Charolais.

Bernard Fouilland, propietario y operador de skidder 610C con pluma giratoria que opera en la región de Charolais.

Los contratistas de cosecha franceses tienen algunas limitaciones y requisitos especiales. Lo más importante es el límite de ancho general de tres metros (118 in) que se exige para el transporte. Cualquier persona que pase por los antiguos pueblos franceses notará esto bastante rápido. El ancho estrecho también se percibe en los senderos montañosos que literalmente se cortan en las laderas pronunciadas de las montañas. Como resultado, Tigercat ha fabricado una máquina muy angosta. Esto creó la necesidad de diseñar una hoja de topadora especial que le permita a las ruedas estar más cerca de la máquina que lo normal y aún así dejar el espacio libre adecuado para la oscilación de las cadenas y el eje. Tigercat también diseñó e instaló garras con hoja frontal que son requeridas para los skidders 610 que se venden en Francia.

De hecho, existen cuatro versiones del modelo base que se venden en diferentes regiones del país. La primera es una máquina de arco de doble función con control remoto solo para el winche. La segunda es el skidder con pluma giratoria controlada totalmente con control remoto. La pluma giratoria es fabricada en Bélgica por Charlier Engineering, una pequeña compañía de ingeniería que también diseña y fabrica cabezales cosechadores y un harvester con tracción en las cuatro ruedas para los mercados en Europa occidental. Los dos motores rotativos y un rodamiento grande y resistente ofrecen un amplio torque de giro y una larga vida útil. Además de la maquinaria y la soldadura de alta calidad, se prestó especial atención al diseño con el fin de garantizar la máxima estandarización de los componentes y el mínimo trabajo de adaptación. La pluma, con una ingeniería y construcción perfectas, acepta las conexiones de pasadores estándar en el chasis trasero de un skidder Tigercat. El rotador, el amortiguador y la garra son piezas Tigercat estándar.

La tercera versión se usa exclusivamente en las regiones de Auvergne y Ródano-Alpes. El skidder de montaña DW610E con control remoto viene con un winche de doble tambor. Un contratista de servicio Clohse designado, Foretmat, dirigido por François Lacroix y ubicado en Novalaise, Haute Savoie, está a cargo de la ferretería del winche. Además, la compañía diseña, fabrica y coloca la placa posterior del winche como el sistema guía según las preferencias del cliente. La cuarta versión del 610 es la máquina con doble winche, equipada además con una grúa Palfinger de 7,2 m (23 ft) 114 kNm montada entre el winche y la cabina.

La máquina de giro

La primera máquina a la que se colocó una pluma giratoria pertenece a Bernard Fouilland, quien opera en la región de Charolais, conocida por la carne de res del ganado Charolais blanco que pasta en los suelos fértiles del área. Bernard trabaja de forma independiente; contrata algunos servicios de tala manual o subcontrata un harvester sobre ruedas, según las condiciones del bosque y del terreno.

La pluma giratoria permite armar canchas de acopio más altas de forma rápida y fácil cuando no hay suficiente espacio. El 610E levanta una carga de troncos sobre la cima de una cancha de acopio con su garra giratoria.

La pluma giratoria permite armar canchas de acopio más altas de forma rápida y fácil cuando no hay suficiente espacio.

Con una producción promedio de hasta 400 m³ por día (un metro cúbico equivale a una tonelada aproximadamente), los senderos de Bernard se caracterizan por pendientes pronunciadas, arrastres largos y áreas de cosecha de tala rasa muy pequeñas de unos 700 a 1500 m³. A menudo el terreno exige que Bernard utilice una combinación de arrastre con cable y garra; retira los troncos con cable de la mayoría de las áreas precarias antes de armar las gavillas que arrastra con la garra hasta el costado del camino. (Es por esto que es necesario el control remoto de la máquina y el winche). Independientemente de si se talan de forma mecánica o manual, los árboles siempre son arrastrados hasta el costado del camino sin ramas y siempre se cortan en largos de dieciséis metros (52 ft) como máximo debido a la longitud del transporte. Bernard le saca provecho a un harvester mecánico que puede agrupar previamente la madera, aunque la pluma giratoria es una herramienta excelente para armar la gavilla rápidamente.

De los cuatro modelos de skidder que comercializa Clohse Group en Francia, la pluma giratoria parece ser la configuración con el mayor potencial para ayudar a los contratistas en otras partes del mundo. La capacidad de traer la carga al costado de la máquina tiene muchas ventajas. En primer lugar, permite tiempos de ciclo mucho más rápidos al acumular. En lugar de pasar por arriba de la segunda gavilla y descargar sobre esta para que las gavillas se mezclen, Bernard simplemente pasa junto a la gavilla objetivo, suelta la gavilla de la garra, recoge una nueva y la suelta, así sucesivamente. Recoger los árboles sueltos y armar las gavillas desde el principio también es mucho más rápido en comparación con una máquina de arco doble.

Al operar en pendientes y al atravesar superficies inclinadas, Bernard usa la pluma para manipular la carga, cambiando el centro de gravedad. Esto mejora la estabilidad de la máquina angosta y también sirve para disminuir el estrés sobre la estructura y los ejes. (Bernard resalta que él preferiría una máquina más ancha para su aplicación pero las normas de transporte no lo permiten).

Otra ventaja importante, especialmente cuando hay poco espacio al costado del camino, es la capacidad de acopiar rápidamente la madera en bastante altura con menos esfuerzo y movimiento de la máquina que con un skidder con garra estándar. En términos generales, la pluma giratoria evita cambios de dirección, movimiento de hoja y otras tareas que requieren tiempo y así se mejora el flujo de la operación.

Bernard ha implementado algunas modificaciones inteligentes que se adaptan a la operación de un solo hombre. Por ejemplo, instaló un sistema de combustible automatizado con una bomba eléctrica y un interruptor en la máquina que le permite cargar combustible mientras realiza otras tareas de mantenimiento, lo que le permite aumentar la productividad diaria.

Skidder con garra 610E equipado con garras de hoja frontales para clasificar los troncos y trasladar la madera corta.

Skidder con garra 610E equipado con garras de hoja frontales para clasificar los troncos y trasladar la madera corta.

Arco doble

Christian Ricoux, propietario y operador del skidder con garra 610E.

Christian Ricoux es propietario y opera el skidder con garra 610E.

La siguiente operación que visitó BTB fue la de Christian Ricoux, propietario de un skidder con garra de arco doble 610E equipado con garras de hoja frontales. Christian opera en Auvergne, región central de Francia. Por lo general, su terreno es bastante pronunciado con especies y clasificaciones de largos en los senderos con muy poco espacio al costado del camino y sin área de acopio real.

La tala normalmente se divide equitativamente entre manual y mecanizada, y todos los árboles son desramados y cortados en dieciséis metros (52 ft) en la plantación, por ende Christian también debe lidiar con la madera corta de diversos tamaños. Tradicionalmente trabajará en bosques mixtos con especies como haya, acacia y abeto de Douglas. Para ocuparse de los troncos cortos de longitudes variables, Christian tomará una gavilla con las garras de hoja frontales mientras arrastra una carga de troncos largos. También utiliza los agarradores frontales para clasificar y acomodar los troncos en los espacios reducidos al costado del camino.

Tala en los Alpes franceses

La próxima parada fue en la región de Ródano-Alpes donde los skidders con winche de doble tambor han sido los reyes durante décadas. Esta exclusiva configuración incluye los agarradores de hoja frontales junto con el winche de tambor doble montado en el chasis trasero con guías integradas en una gran placa posterior hidráulica que puede bajarse para que funcione como una ancla cuando la máquina está utilizando el winche activamente. Cuando la máquina arrastra los troncos, los levanta o los pone sobre la placa trasera, según el diseño.

El director técnico de Clohse Group, Piers Eyre-Walker, explica que una de las mayores ventajas del skidder Tigercat en comparación con los otros que están disponibles en el mercado es el control del winche. La excelente coordinación electrónica entre el embrague, el freno y el sistema de transmisión da como resultado casi nada de distensión y un control perfecto mientras la tracción del winche arranca y termina. “Es una de esas pequeñas cosas que das por hecho cuando la tienes pero es muy importante y nadie más dispone de ella. Todos los demás tienden a recaer un poco cuando el operador detiene el winche”.

Un contratista de servicio del personal técnico de Clohse Group designado, Foretmat, dirigido por François Lacroix (segundo a la derecha) y ubicado en Novalaise (Haute Savoie). Las instalaciones están muy bien equipadas.

Un contratista de servicio del personal técnico de Clohse Group designado, Foretmat, dirigido por François Lacroix (segundo a la derecha) y ubicado en Novalaise (Haute Savoie). Las instalaciones están muy bien equipadas.

Los Alpes difieren en otros sentidos de las operaciones de cosecha en la región central de Francia. Casi que no se hace tala rasa y casi todo el raleo se hace de forma manual. Hay alrededor de 200 skidders con winche doble que trabajan en la región y proveen madera de lento crecimiento y gran valor a los aserraderos locales. Los árboles son grandes y valiosos. Un solo árbol puede medir 15 m³ y tener un valor entre USD 200 y USD 700 por m³. Debido a la gran acumulación de nieve, en el invierno no hay cosecha. Los propietarios como los operadores realizan otros trabajos durante el invierno, a menudo relacionado con la industria del esquí.

 Un skidder DW610E con grúa sale del bosque con la garra llena de madera.

Nicolas Gombert recibió hace muy poco su primera máquina nueva, una grúa equipada con un skidder DW610E.

Nicolas Gombert, que recientemente compró su primera máquina nueva, un DW610E con grúa Palfinger, es el campeón de los escultores con motosierra que se utiliza en Sculpture Glance & Bois, un negocio que crea esculturas en madera y nieve para muchos clientes privados y corporativos.

Nicolas Gombert (centro) estaba tan emocionado con su nuevo skidder, que lo recreó en cedro. A su lado están el director técnico de Clohse Group, Piers Eyre-Walker (izquierda) y el propietarios de Clohse Group, Dieter Clohse.

Nicolas Gombert (centro) estaba tan emocionado con su nuevo skidder, que lo recreó en cedro. A su lado están el director técnico de Clohse Group, Piers Eyre-Walker (izquierda) y el propietarios de Clohse Group, Dieter Clohse.

Nicolas compra madera de forma particular y la comercializa él mismo; trabaja en senderos donde cosechará unos 700 m³ como mínimo. Hace un promedio de 100 m³ por día, incluida la tala, el desrame, el apilamiento a 14 m (46 ft), el arrastre y la clasificación. Utilizará la grúa para llegar a árboles que están cerca del sendero de arrastre y con el winche sacará los troncos que más alejados. Otra de las prácticas comunes es mover la máquina con el winche hacia arriba o hacia abajo por pendientes muy pronunciadas para acceder a los árboles derribados, la versión de cosecha con cable en Francia.

Clasificar con la grúa realmente mejora la productividad porque es muy difícil y lento clasificar con cables y la cuchilla. Además, como la madera tiene un gran valor, los troncos deben manipularse con cuidado. Los taladores manuales cortan los extremos de cada tronco para que puedan superar los obstáculos del suelo del bosque con mayor facilidad al manipularse con el winche. El sistema de control remoto es de gran ayuda para el operador, que también corta los troncos, un gran trabajo que implica ir hacia atrás y hacia adelante entre la cabina y el extremo de los cables.

En esta máquina, la primera en contar con una grúa, Clohse agregó un segundo sistema IQAN para las funciones de la grúa y modificó el asiento Turnaround® para que girase a 360 grados con un control de giro eléctrico. Los pedales están fijos al asiento, que gira con el operador. Al igual que un forwarder, esto le permite al operador tener visibilidad al usar la grúa en cualquier ángulo. Le permite al operador usar cualquiera de las puertas, una gran ventaja en las aplicaciones de arrastre con cable en las que el operador ingresa y sale de la cabina en condiciones de terreno difíciles.

 

Related Videos