Skip to content

BTB 40: LABORATORIO VIVIENTE

Una visita con Eric Krume ofrece un panorama de las futuras posibilidades en la industria forestal en la región noroeste del Pacífico.

– Paul Iarocci

Eric Krume es propietario de Krume Logging & Excavation ubicada en Castle Rock (Washington). También es dueño de la compañía de fabricación, Summit Attachments and Machinery. Eric es un trabajador, un innovador y un soñador. Más allá de si su intención es la cosecha, el diseño y la fabricación de máquinas para la cosecha o las picadas, aborda la tarea en cuestión con insistencia y con un particular enfoque y trabajo duro.

El operador controla el winche mientras desciende o asciende por la pendiente para evitar resbalones y poder talar cuesta abajo.

El operador controla el winche mientras desciende o asciende por la pendiente para evitar resbalones y poder talar cuesta abajo.

Eric Krume, propietario de Krume Logging y Summit Attachments and Machinery posa delante de su operación.

Eric Krume, propietario de Krume Logging y Summit Attachments and Machinery, es un hombre muy ocupado.

Durante la primavera, BTB hizo un viaje a Longview (Washington) (una región que representa las condiciones de cosecha en el noroeste del Pacífico, con demasiadas precipitaciones y variaciones del terreno), con el objetivo de conocer la última innovación de Eric, un sistema de asistencia por cable completamente automatizado que se acopla a la compra de equipos más reciente de la compañía: un LS855C Tigercat equipado para derribar y shovel logging con un cabezal de tala direccional 5195 de Tigercat. Eric, junto con su socio Bruce Skurdahl, que trabaja exclusivamente en la parte de fabricación, diseñó y construyó el nuevo sistema que se puso a prueba en abril.

No es ninguna sorpresa el hecho de que Eric dedique tanto tiempo y esfuerzo al proyecto. Eric, que viene de una familia numerosa, dejó la escuela en el noveno grado para comenzar a trabajar en un aserradero local. A una corta edad se dio cuenta de que la mejor manera de conseguir lo que quería era trabajando mucho. Comenzó a trabajar hasta el cansancio en equipos de cosecha a los dieciocho y aprovechó sus primeras experiencias laborales para formar una exitosa carrera como contratista forestal, donde mostró una capacidad particular en el diseño de máquinas y herramientas que mejoran sus propias operaciones.

Con estas rotundas perspectivas, Eric resalta que la tecnología no ha avanzado lo suficientemente rápido para adaptarse al Pacífico.

Un excavador controlado de forma remota y equipado con un winche y una torre forestal sobre la cima de una montaña.

Un excavador controlado de forma remota y equipado con un winche y una torre forestal sobre la cima de una montaña.

Dinámica y condiciones en la región noroeste. Además, Eric siempre está buscando soluciones flexibles debido a las diferencias en cuanto a emplazamientos de un contrato y otro. Estas creencias son las fuerzas que lo impulsan detrás de su negocio de fabricación. Aparte de los sistemas con pinzas que Summit comercializa activamente, Eric está desarrollando nueva tecnología en base a sus experiencias en las operaciones de cosecha. 

 

Eric no tiene miedo de tomar riesgos o compartir los conocimientos. “Comencé sin tener nada y no tengo miedo de perder lo que tengo. Muchas personas, incluida mi competencia, vienen a ver lo que hago, pero no me importa siempre y cuando reciba algunos comentarios buenos y honestos de parte de ellos”. Mientras Eric disfruta los desafíos inherentes al diseño y al proceso de fabricación, también es consciente de la cruda realidad, tanto financiera como temporal. Mientras es tironeado en dos direcciones opuestas con muy poco tiempo para dedicarle a cada una de las etapas del negocio, admite que no puede hacerlo todo. Sin embargo, el hijo de Eric, Tristan, trabaja en uno de los equipos y el hijo mayor, Kameron, después de prestar servicio militar, eligió estudiar ingeniería. La hija de Eric, Jerica, está casada con Garrett Lindeman, que opera el shovel logger LS855C. Por lo tanto, hay una gran posibilidad de que la familia participe y ayude en ambos aspectos del negocio en el futuro. Aunque quizás esto no alivie las semanas de trabajo de 80 horas de Eric a corto plazo, sin duda este es un paso en la dirección correcta.

Un LS855C sube una pendiente pronunciada.

Al ascender por la montaña, las orugas casi que no dan señales de perturbaciones. La máquina sube suave y fácilmente.

En 2012, Eric compró a Triad Machinery su primera máquina Tigercat, un feller buncher L870C, y posteriormente en 2013 adquirió un shovel logger LS855C (un concepto relativamente nuevo en ese momento). Por estar siempre buscando alternativas a la norma, Eric también compró un 635D Tigercat en 2013 pero no fue un proceso de compra promedio. “La mayoría de los contratos dice equipos sin neumáticos de goma. Y punto”, explica Eric. “En los ochenta y noventa, sinceramente abusaban de eso, y había surcos y barro por todas partes. Cuando dije: oye quiero usar un skidder, todos lo rechazaron. Defendí con uñas y dientes el skidder. Fui a todas las compañías y las invité a todas”.

Un skidder en una colina empinada suelta una carga de troncos al lado de una máquina sobre orugas.

Eric hizo de todo para probar el concepto de skidder de seis ruedas en Washington y Oregon.

La lista de invitados de Eric para la demostración incluía a funcionarios forestales del gobierno de los estados de Washington y Oregón, y representantes de Weyerhauser, Hancock Timber Resource Group, Campbell Global y Plum Creek. “Hice una prueba de tres días con el skidder antes de comprarlo. Tenía que asegurarme de los terratenientes me dejarían usarlo. A todos les mostré que esta no es la máquina promedio y que esto es lo que podemos hacer con ella. Me llevó cuatro meses, pero todos aceptaron”.

Poco después de adquirir el skidder, Eric compró su cuarta máquina Tigercat, un logger 880 equipado para aplicaciones de carga. Pero fue el concepto de mecanización y automatización total con un equipo de dos hombres en pendientes muy pronunciadas lo que lo llevó a comprar un segundo LS855C en 2014. Hasta ese momento Tigercat había vendido una cantidad de unidades LS855C equipadas con una pluma secundaria dirigida por el feller adherida al cabezal de tala direccional 5195 Tigercat para aplicaciones en pendientes pronunciadas desde Chile hasta Nueva Zelanda. La flexibilidad del 5195 para talar madera grande con un solo corte y para hacer cortes dobles sin reubicar la máquina, más la durabilidad del cabezal para shovel logging, demostraron ser un concepto ganador en regiones montañosas con árboles de gran tamaño. Como si esto fuera poco, el transporte LS855C es rápido, estable y ágil en las pendientes. Eric decidió mejorar el concepto, entonces diseñó y fabricó su propio sistema de asistencia por cable automatizado.

Durante la visita a BTB en abril, Eric, que operó él mismo la máquina, estaba inaugurando una nueva sección en cuanto a bloque de corte sobre una pendiente de un 60 % en promedio que luego se inclinaba a 80 %. “Aquí no me metería sin estar amarrado, comenta. Quiero sujetarme mientras voy por el terreno pronunciado”. Con acceso a los caminos en la cima, la asistencia por cable ayudó a Eric a completar la tala cuesta abajo.

La configuración

Un excavador controlado de forma remota y equipado con un winche y una torre forestal sobre la cima de una montaña. La señal Wi-Fi entre las dos máquinas le permite al operador del LS855C tener buena visibilidad cuesta abajo gracias a la cámara montada en el excavador. El operador puede intercambiar entre esta cámara y la cámara trasera montada en el transporte. Una segunda frecuencia le permite al operador controlar el winche mientras desciende o asciende por la pendiente. El cable no está sincronizado con las orugas por lo que se necesita de la habilidad del operador para controlar la velocidad del winche con la velocidad de la oruga. La asistencia por cable evita deslizamientos al descender y permite la tala cuesta abajo. Al ascender por la montaña, las orugas casi que no dan señales de perturbaciones. La máquina sube suave y fácilmente.

Si bien las primeras pruebas están dando buenos resultados, Eric admite que está a mitad del camino en este sentido. “Me falta algo. Aún tengo que ver cómo cargar toda la madera en el camión”. Con algunos gestos y refiriéndose a la pendiente, dice: “Bajar por acá es la parte más sencilla. Saber qué hacer con la madera es lo más difícil”.

Desde el punto de vista de Eric, existen algunos problemas con la recolección con garras como método de extracción. En primer lugar es más económico en operaciones a gran escala con laderas de montañas extensas. “Mi problema es que no tengo una máquina con garra de 1,5 millones de dólares y no trabajo mucho en este tipo de terreno”. Más allá de lo bien que estén yendo las cosas en un contrato en particular y la buena adaptación que haya entre la máquina y el terreno, Eric desconoce el tipo de terreno que enfrentará en su próximo contrato. En segundo lugar, los sistemas son costosos, la configuración y el traslado requieren tiempo y hay que hacer muchas otras tareas relacionadas.

Para probar el sendero, Eric terminó trayendo el otro modelo LS855C y arrastró la madera hasta la cancha de acopio. Sin embargo, en las pendientes pronunciadas, las aplicaciones de shovel logging cuesta arriba se vuelven problemáticas después de un par de giros porque los árboles pierden las ramas. “¿Cómo se puede evitar que la madera ruede cuesta abajo?”, se pregunta Eric.

“Quiero que mis aplicaciones sean totalmente mecanizadas y automatizadas. Con la ayuda de los cables quiero eliminar la cosecha en torre y ver qué puedo hacer con un equipo de dos hombres. Ya sé qué puedo hacer con ocho a diez hombres. No tengo la intención de talar para una torre forestal”. Eric imagina una garra automatizada, la mitad de un skidder, acoplada a otra máquina con otro tambor. Mientras uno de los hombres tala, el otro podría ir procesando al costado del camino y controlando la máquina con garra asistida por cable. “Quiero que la garra solo tome mi pila de madera y ascienda por la montaña. Puede que vaya lento pero puedo traer media carga de troncos conmigo y listo, cuál sería el problema”.

Eric reconoce rápidamente que depende de su gente continuar con la investigación y el trabajo de desarrollo, pero cuando todo esté dicho y hecho, lo que más le importa a él son las personas. “Mi equipo es quien me permite hacer todas estas cosas extra. Siempre he intentado capacitar al personal y mantenerlo trabajando, y es su arduo trabajo lo que me permite pensar de manera diferente. Agradezco el trabajo que hacen por mi y considero que mi compañía es tan buena como la gente que la conforma. Quiero invertir en las personas. Es todo lo que vale la pena”.

Related Videos