Skip to content

BTB 52: Trabajar con COVID-19

El gerente de repuestos, Brian Jonker, nos cuenta algunas lecciones aprendidas en los primeros días de la COVID sobre cómo organizar los servicios esenciales durante la pandemia.
Primer plano de Brian Jonker, gerente de repuestos

Brian Jonker, gerente de repuestos

So pena de exagerar lo obvio, estos son los tiempos más inusuales y difíciles de mis 24 años de carrera laboral. El extraño y aterrador virus de la COVID-19 ha cambiado radicalmente la manera en que vivimos y trabajamos. Durante todo este proceso, la industria de la explotación forestal se ha designado como un servicio esencial y, por lo tanto, continuamos con determinación en los departamentos de repuestos, servicios y restauración. No hemos pasado un día sin tomar y enviar pedidos u ofrecer servicio de soporte telefónico a nuestra red de distribuidores. Sin embargo, no diría que el negocio ha sido como de costumbre. A decir verdad, está lejos de serlo.

Estamos comprometidos con todas las mejores prácticas descritas por las diferentes organizaciones de la salud. Distanciamiento social, lavado de manos frecuente, abundante desinfectante y limpieza más frecuente de los lugares comunes de contacto se han vuelto la nueva normalidad.

Además, hemos limitado el acceso a nuestro edificio. Ni siquiera nuestros propios conductores de camiones de larga distancia tienen permitido ingresar a ciertas áreas. Hemos hecho más espacio para nuestro personal administrativo al utilizar salas de reuniones y áreas que anteriormente no se utilizaban. Hemos reconfigurado nuestros comedores, donde se permite solo una persona por mesa. Cada persona ahora es responsable de limpiar su propio espacio de trabajo para garantizar que se realice según la satisfacción personal y para eliminar el riesgo de que otras personas toquen el mismo lugar. Si alguien se enferma, se queda en casa. Nadie en nuestro edificio ni en nuestro depósito en Georgia, EE. UU., ha presentado síntomas o dado positivo para la prueba de COVID-19, pero hemos implementado planes si esto llegara a suceder.

Además del cambio en las prácticas, hemos tenido reuniones grupales con más frecuencia (manteniendo la distancia), incluso solo para compartir las noticias más recientes de la compañía. Es necesario tomar todas las precauciones mencionadas anteriormente, pero si no nos relacionamos con una comunicación constante, no creo que sea posible lograr una verdadera continuidad de negocios. En tiempos difíciles, es más importante que nunca que todos estemos en la misma sintonía.


Lara Rourke, gerenta de salud y seguridad de Tigercat.

La gerenta de salud y seguridad de Tigercat, Lara Rourke, ha sido fundamental para la respuesta de Tigercat ante la COVID. Ha planificado e implementado nuevas medidas para garantizar una vuelta al trabajo segura para todos los empleados y ha organizado muchas, muchas reuniones virtuales durante el proceso.


Con la amenaza de la enfermedad y las tasas de desempleo creciendo cada día, el nivel de ansiedad es muy elevado. Las personas quieren trabajar, pero solo en condiciones que las hagan sentir seguras. La prioridad número uno para nosotros es la salud y la seguridad de los empleados. Esto incluye a la salud mental. Las reuniones frecuentes proporcionan un entorno no solo para compartir información, sino también para recibir opiniones. ¿Las personas están incómodas? Si es así, ¿por qué? ¿Qué podemos hacer para mejorar la situación?

En nuestra compañía, se ha formado un grupo de trabajo especial para la COVID-19 para crear procesos que ofrezcan estabilidad y continuidad en nuestras doce plantas. Los gerentes de todas las instalaciones se han reunido en línea todas las semanas con el grupo de la COVID-19 para analizar esta situación en constante cambio. Durante estas reuniones, se obtiene información valiosa que se puede aportar a la fuerza laborar en general. El intercambio de información es esencial. Todos quieren estar informados y no desean información que venga de segunda o tercera mano. De este modo, se evitan los rumores y se establece confianza.

Entre aquí y nuestro depósito en Georgia, estoy muy orgulloso de la gente con la que trabajo. Parece que hasta ahora todos han estado a la altura de los desafíos. Las personas han trabajado juntas para mantener las cosas limpias. Han respetado el espacio de cada uno. Hay un sentimiento auténtico de que las personas se cuidan entre ellas y cuidan de nuestra compañía. Durante las últimas 8 semanas, hemos perdido muy pocos días y sigo diciendo que los ocupantes de este edificio son los más sanos que he visto.

De la adversidad pueden salir buenas cosas. Creo que varias iniciativas que se han implementado pasarán a formar parte de la nueva normalidad, incluso después de que se haya derrotado a la COVID-19. Estas prácticas ayudarán a crear un futuro más sano tanto a nivel físico como mental. Garantice su seguridad y manténgase comunicado.


Joe Barroso llena un botella de desinfectante para manos en la planta de skidders. Se ha colocado un gran contenedor de desinfectante para manos en la entrada de empleados en la planta. Se recomienda a los empleados que traigan una botella reutilizable y tengan desinfectante para manos en sus estaciones de trabajo.