Skip to content

BTB 54: Recordando a Dick Ronald

Era único. 9 de noviembre de 1944 - 16 de diciembre de 2020

– Paul Iarocci


Conocí a Dick Ronald en 1997. Dirigía el departamento de ventas de EE. UU. y era mi jefe. Además de mí, dirigía básicamente a un grupo de jóvenes y nos enseñaba cómo hacer nuestros trabajos. Era introspectivo y jugaba con las cartas bien contra el pecho, así que cuando decía algo, nosotros los jóvenes en la oficina solíamos escuchar.

Antes de los 12 años de compromiso de Dick con Tigercat, pasó 27 años trabajando en el negocio del equipo pesado para Clark, VME y, finalmente, Valmet. Se centraba principalmente en el aspecto relacionado con la explotación forestal de esos negocios, en particular, en el desarrollo de productos para la línea de skidder de Ranger. Le había preguntado a Dick unos años atrás cómo llegó a trabajar en Tigercat. En ese momento, respondió: “Tony [Iarocci] buscaba a alguien, y creo que algunos de los distribuidores con los que Tony trabajaba y me conocían bastante bien, me propusieron como candidato para trabajar allí”.

Dick ascendió en los setenta cuando la cosecha forestal al sur de los EE. UU. estaba bien abierta. Conocía a todos los actores. Sus relaciones con distribuidores sólidos e independientes, como B&G Equipment en Mississipi y Smith & Turner en Georgia, fueron fundamentales en el éxito temprano de Tigercat, donde ayudó a la joven compañía a hilvanar una red de distribuidores en el sudeste de EE. UU.


En la celebración de 2017 del 25.º aniversario de Tigercat, Dick posa mientras su esposa le toma una fotografía delante de la primera máquina producida por Tigercat.

En la celebración de 2017 del 25.º aniversario de Tigercat, Dick posa mientras su esposa le toma una fotografía delante de la primera máquina producida por Tigercat.


“A principios de 1994, no teníamos a nadie en la función de administración de ventas”, dice Tony, presidente de Tigercat desde el inicio hasta 2017. “Supongo que hacía yo mismo ese trabajo, así que estaba feliz de escuchar que había un potencial candidato con experiencia en máquinas de explotación forestal. Le ofrecí un trabajo poco tiempo después de que vino para una entrevista, aunque no estaba muy seguro si lo mejor sería emplearlo en una función de servicios o ventas. Comenzó en febrero de 1994. Pronto fue muy evidente que había establecido relaciones comerciales estrechas con algunos distribuidores en los EE. UU. y también con algunas grandes compañías de productos forestales en Canadá, como Great Lakes Paper en Thunder Bay”.

Bobby Miller, director de distribuidores y vicepresidente en Smith y Turne, conoció a Dick en 1986, cuando el distribuidor se convirtió en un distribuidor de skidder de VME. Según Bobby: “Dick era nuestro representante de distribuidores. Lo primero que recuerdo de Dick es cuando iba a reuniones y espectáculos. Cuando una gran multitud estaba hablando fuerte y contando buenas historias, Dick siempre parecía estar parado con sus brazos cruzados. Solo escuchaba. Sé que suena tonto, pero me preguntaba qué estaba haciendo. Fue más tarde cuando me di cuenta que aprendía más al escuchar lo que se decía que en lugar de unirse a la conversación”.


Una cabeza para el marketing

El gerente de distrito, Don Snively pasó mucho tiempo trabajando con Dick a lo largo de los años y su relación se extendió hasta los esfuerzos para la feria comercial de Tigercat, qué en los primeros años eran casi heroicos. Tigercat era una compañía muy pequeña en los noventa que se representaba a sí misma como más grande de lo real para poder competir contra unas cuantas corporaciones monstruosamente grandes que, a diferencia de Tigercat, probablemente contaban con enormes presupuestos para ferias comerciales y mucha ayuda contratada. Recuerdo algunos de esos primeros esfuerzos para la feria comercial. Fue un esfuerzo de bricolaje y todos trabajaron duro todo el día. Dick era un muy buen motivador. También recuerdo que era el hombre de las ideas. Luego, él y Don dirigían las tropas y hacían que las ideas se vuelvan realidad.

También tenía otro tipo de ideas. El propietario y CEO de Tigercat, Ken MacDonald, con frecuencia tenía como prioridad enviar muchos empleados a los espectáculos grandes. Dick buscaba potenciar eso al hacer vestir a todos con camisas temáticas de Tigercat naranjas y negras muy llamativas para la exposición de Atlanta en 1999. Parecía que el Georgia World Congress Center, el edificio de la CNN, el MARTA, todo el centro de Atlanta, estaban repletos de un contingente de Tigercat que parecían hordas de banderas de buceo naranjas y negras que caminaban y hablaban. No fue muy sutil, pero fue muy efectivo.

Don recuerda que manejaba una caravana alquilada, pero de mecánica dudosa, con Dick desde Ontario hasta Quebec para DEMO 1996. En un momento, mientras Don manejaba por la 401 a velocidad de autopista, de pronto escuchó el sonido de una sierra circular. Era Dick en la parte de atrás que estaba cortando unas cuñas de madera para reforzar la seguridad de la ventana de la caravana.


EDICIÓN NÚMERO 54 ABRIL DE 2021 | 29 En la celebración de 2017 del 25.º aniversario de Tigercat, Dick posa mientras su esposa le toma una fotografía delante de la primera máquina producida por Tigercat Dick integrándose a los locales en la ciudad de Quebec durante la DEMO 1996.

Dick integrándose a los locales en la ciudad de Quebec durante la DEMO 1996.


Luego, en el camino de regreso, el motor se portaba mal. Dick retiró la cubierta interna del motor y metió un destornillador en el carburador. El motor explotó y envío una columna de humo dentro de la cabina y una mancha de hollín en el techo. La respuesta inexpresiva de Dick: “Deberíamos hacer unos perros calientes”. Por supuesto, ya no puedes operar herramientas eléctricas en vehículos en movimiento y los carburadores hace tiempo que no existen, pero Dick estaba firmemente arraigado a la vieja escuela.

De la vieja escuela o no, a Dick se le ocurrían algunas ideas publicitarias innovadoras y decididamente de la nueva escuela. Las publicidades de la industria de la cosecha forestal eran en cierto modo conservadoras 25 años atrás; generalmente, consistían en una foto de una máquina y mucha copia. Mientras Tigercat luchaba por aumentar su cuota del mercado con una línea de productos en expansión constante, Dick tuvo la idea de mostrar una imagen de página completa de un interruptor de luz con solo dos palabras: “Just Switch” (Solo cambie).

“Dick tenía un buen sentido del marketing”, recuerda Suzanne Cline, vicepresidenta de finanzas de Tigercat retirada. “Recuerdo que me quedé totalmente sorprendida cuando llegué a mi primera exhibición forestal en Richmond, Virgina, en mayo de 1996. Cuando entrabas por las puertas principales, derecho adelante en el centro de la calzada estaba el sitio de Tigercat. Banderas y banners ondeaban en la brisa y muchas máquinas estaban en exhibición. Cuando le pregunté a Dick cómo había conseguido un lugar tan privilegiado, me dijo que nadie lo quería porque estaba junto a las motosierras, que podían ser ruidosas. Daba la sensación de estar en una exhibición de Tigercat”.


El equipo de exhibición de Tigercat en Richmond 2002 luciendo las infames camisas naranjas y negras de la exhibición. Perduraron durante varios años. (Dick es el cuarto a la derecha)

El equipo de exhibición de Tigercat en Richmond 2002 luciendo las infames camisas naranjas y negras de la exhibición. Perduraron durante varios años. (Dick es el cuarto a la derecha)


Un gran mentor

Era un fordista acérrimo. Dick manejaba una Bronco y, más tarde, un par de Mustangs. Generalmente usaba su chaqueta de NASCAR en el viaje diario de una hora desde St Thomas a Brantford. Aparecía a la misma hora todos los días, unos minutos antes de las 7:30 a.m. No importaba el clima, que podía ser horrible en ese tramo de autopista en invierno. Según recuerda el gerente de ventas canadiense, Ron Montgomery: “Disfrutaba manejar al trabajo en invierno y llegaba todas las mañanas a tiempo porque siempre tenía los mejores neumáticos de invierno”. No ocultaba el secreto: ¡Blizzaks siempre!

Dick tenía una forma única de observar el mundo. “Durante su viaje, evaluaba la economía por lo que hacía la industria del transporte”, dice Ron. “Observaba la cantidad de camiones en el camino y seguía de cerca el inventario mientras pasaba por los diferentes distribuidores de camiones. Nunca se equivocaba demasiado en sus predicciones”.

Ron y Dick se conocieron a finales de febrero de 1995. “Entré a lo que iba a ser nuestra oficina compartida en 86 Plant Farm Boulevard en Brantford”. Esta era la suma total del departamento de ventas en ese momento: una oficina con dos escritorios enfrentados. “Dick era un hombre de pocas palabras. Alto, seguro y siempre te observaba con esa mirada tranquila, siempre escuchando. Cuando él hablaba, escuchabas.”

Ron continúa: “Enseguida me enteré de lo conocido y respetado que era Dick en la industria cuando me cruzaba con personas que habían trabajado con él a lo largo de los años. Dick fue un gran mentor, ya que me ayudó a entender la industria y aprender sobre nuestra competencia mientras compartía su gran archivo de literatura competitiva. Compartía historias y experiencias sobre su época en Clark y Valmet. Recuerdo que me emocioné cuando vendí unos feller bunchers 853E a Spruce Falls en Kapuskasing. Más adelante, Dick compartió conmigo fotografías de sus días en Clark donde me mostraba un largo convoy de nuevos skidders en carrozas en hilera por la autopista, con destino a uno de los campamentos de Spruce Falls”.

Kevin Selby trabajó con Dick durante siete años en la función de coordinador de ventas de EE. UU., y se hizo cargo del puesto de Dick luego de su retiro. “Estoy seguro de que cualquiera que trató con Dick estará de acuerdo con esto: el silencio incómodo en las conversaciones cara a cara o telefónicas era una de sus particularidades”, comenta Kevin. “Tenía riqueza de conocimiento y estaba más que dispuesto a enseñar y compartir con cualquier persona que estuviera dispuesta a aprender. Pero no voy a mentir, era un desafío desde el principio determinar cómo ajustar mis estrategias cuando me comunicaba con Dick”.

Kevin recuerda su primer día en la oficina en 1999. “Nunca me olvidaré de esto. Llegue un poco temprano y Dick ya estaba en la oficina. Creo que interrumpí su rutina a.m. de antes de las ocho. Excepto por un breve hola, me senté en silencio esperando alguna conversación o indicación. Pasé todo mi primer día sentado ahí en la oficina de Dick, la mayor parte en silencio, escuchando sus discusiones o conversaciones por teléfono con colegas. Recuerdo que me fui a mi casa esa noche pensando que a Dick no le agradaba mi presencia. Aunque después de algún tiempo de estar sentado, rápidamente aprendí que era un verdadero profesional y un caballero. Fue mi mentor y estoy agradecido por los siete años que trabajé bajo su liderazgo. Sin duda todo es mérito suyo mi conocimiento y crecimiento en el negocio”.


Un hombre de muchos logros

Dick fue miembro del equipo del Campeonato Brier de Ontario de 1968. Suzanne Cline recuerda las palabras de Jim Waite, un ex compañero de equipo de Dick. “Me comentó que cuando Dick era más joven, era un jugador de curlin excepcional que tenía la meta de ganar el Campeonato Provincial y de competir en el Brier canadiense para el Club St. Thomas Curling”. Suzanne explica: “El Brier es como el Superbowl del curlin en Canadá. Él logró esto en 1968 con el equipo de Don Gilbert”. Dick consideró que había logrado su objetivo y finalizó de inmediato su competitiva carrera de curlin después de esa victoria.

“30 años más tarde en el torneo Bonspiel anual de Tigercat, Dick sumó el trofeo de Tigercat a su serie de logros sobre el hielo”, continúa Suzanne. “Muchos empleados asistieron a este día de diversión, muy pocos con alguna experiencia en curlin. Le sugerí a Dick que debía jugar y, finalmente, aceptó”. Dick se rio cuando se enteró que él y Suzanne, una de las pocas jugadoras con experiencia en Tigercat, habían terminado en el mismo equipo. “No tenía el nivel de logros de Dick, pero había ganado un par de campeonatos”.


Legado de Tigercat

Dick usaba jeans los viernes y era el empleado de mantenimiento en la oficina en los primeros días. “Traía sus herramientas cuando había algo para agregar o reparar”, recuerda Ron. “Recuerdo que lo ayudé a instalar un filtro de agua doble en la cocina. ¿Tubería de plástico? Poco probable. Dick consiguió tubería y accesorios de cobre. No hacía nada que no fuera de la forma correcta la primera vez. A lo largo de los años, compartió muchas historias sobre proyectos de construcción de casas”.

También le encantaba fortalecer a los pequeños distribuidores. La estructura de propiedad era diferente en los primeros días de Tigercat. Había muchos más pequeños distribuidores y operaciones de una sola tienda, así como había muchos más fabricantes de equipos. Varias personas con las que hablé creen que Dick sentía que era una función clave de él apoyar a estas tiendas y desarrollarlas de la mejor manera posible.

“Cuando vino a Tigercat, yo recién estaba dando mis primeros pasos en ventas”, comenta Bobby Miller. “Dick siempre pareció tener una debilidad por los pequeños distribuidores como yo. Nos ayudaba en situaciones donde se obtenían máquinas que no creíamos que fuera posible”. Dick era un gran apasionado del NASCAR. Bobby cuenta que en la década de los noventa, cuando Rex Smith (cofundador de Smith & Turner) aún estaba vivo: “Rex lo llevó a Dawsonville al centro de automovilismo de Bill Elliot. Lo mencionaba de tanto en tanto durante años después de eso. Vi a Dick en el 25.°°aniversario de Tigercat y tuve la posibilidad de hablar con él durante un rato, pero después no había hablado con él hasta unos días antes de que falleció. Fue el lunes después de que Chase Elliot [hijo de Bill Elliot] ganó el campeonato de NASCAR. Sonó mi teléfono celular y era Dick. Me dijo que estaba mirando la carrera y que estaba recordando cuando fue a Georgia y visitó el taller de Bill Elliot. Llamó para ver cómo estábamos, hablamos y rememoramos un poco el pasado. Siempre pienso de Dick Ronald como un gran hombre. Creo que se enorgullecía de formar parte del legado de Tigercat”.

“A pesar de ser un hombre de pocas palabras, era un comunicador eficaz”, dice Tony. “Dirigió el negocio de forma eficaz y con la mayor integridad”. Dick ayudó a definir lo que hoy es Tigercat. Se lo recordará como a un pionero y una parte perdurable del legado de Tigercat.