Skip to content

BTB 45: LOS DOS LADOS DE UNA MONEDA DEVALUADA

Los contratistas forestales sudafricanos utilizan máquinas forestales de alta calidad y han desarrollado experiencia de uso de estas máquinas durante muchísimas horas. La duración de la máquina es crítica.

Por Gary Olsen, representante internacional de ventas en fábricas

Tigercat envió sus primeras máquinas, el feller buncher 720D con ruedas y el skidder 630C con garra al distribuidor sudafricano, AfrEquip, en julio de 2005. En los dieciocho meses posteriores, la población de máquinas de Tigercat en la industria forestal sudafricana explotó alcanzando más de 50 unidades para mediados de 2007.

En julio de 2005 el tipo de cambio del rand sudafricano a dólar estadounidense estaba exactamente en 6,68  ZAR y para finales de 2006, la tasa se movió marginalmente a 7  ZAR. El heno ciertamente se trabajaba de día y basta con decir que si se hacía más heno, la industria habría encontrado la veta para controlar los costos de cosecha más fácil que hoy en día.

En términos de USD, el ahorro con estas mismas máquinas en seguridad, tecnología, eficiencia y mejoras ergonómicas ha aumentado en un promedio del 1,5 % por año durante los últimos 12 años o del 21 %, pero a causa de la devaluación del rand con respecto al USD, (13 en febrero de 2017) el aumento real es del 5 % anual o del 60 % en total. Se puede apreciar inmediatamente que la planificación de una estrategia de reemplazo de las máquinas tradicionales en un escenario de cambios económicos tan drásticos se ha vuelto prohibitiva. ¿Entonces cuál ha sido el plan B durante los últimos 10 años?

Algunos clientes, habiendo visto el valor de la duración en una máquina de Tigercat para propósitos específicos, han importado de otros países máquinas con relativamente menos horas de uso y sienten que casi han invertido en una nueva Tigercat por la mitad del precio. Esta es una práctica habitual que hemos observado también en contratistas forestales de otros países africanos.

Recientemente, Tigercat realizó visitas en todo el país a distintos clientes, desde grandes compañías forestales hasta pequeños contratistas con una sola máquina. La meta fue determinar cómo han actuado en este tiempo, cómo se sienten al haber comprado sus máquinas de Tigercat para propósitos específicos y si la inversión inicial valió la pena a largo plazo.

Un forwarder con troncos en su colector viaja camino abajo.

Un forwarder de 20 000 horas es relativamente nuevo en Sudáfrica

Todos estos clientes coincidieron en que habiendo desembolsado esta cantidad de capital para seguir funcionando, necesitaron usar sus máquinas de Tigercat para propósitos específicos de alta calidad un largo tiempo para reducir los costos de capital; la duración lo es todo. Al utilizar y confiar en máquinas con gran cantidad de horas, la mayoría de los clientes resaltaron la necesidad de tener buenos talleres, pericia mecánica y autosuficiencia de servicio para que cierren los números.

Aun con la tasa de cambio actual ha habido algunas compras recientes de nuevos skidders con cable y garra de Tigercat, pero la realidad es que hay una enorme cantidad de máquinas que continúan funcionando que se están acercando rápidamente a las 40 000 horas de uso. Estas máquinas son parte integral de las operaciones para las que están diseñadas, lejos de ser máquinas de repuesto. Los motores y, en algunos casos, las bombas hidráulicas, los motores, las transmisiones y los mandos finales podrían haberse reemplazado, pero mayormente, todos los componentes de las máquinas parecen estar en el estado “primario”. Algunos clientes, habiendo visto el valor de la duración en una máquina de Tigercat para propósitos específicos, han importado de otros países máquinas con relativamente menos horas de uso y sienten que casi han invertido en una nueva Tigercat por la mitad del precio. Esta es una práctica habitual que hemos observado también en contratistas forestales de otros países africanos.

Los chasis inferiores sobre orugas están teniendo una duración informada de hasta 30 000 horas.

Los chasis inferiores sobre orugas están teniendo una duración informada de hasta 30 000 horas.

La información sobre los componentes del chasis inferior sobre orugas fue variada y pareció centrarse en la práctica de llevar una máquina al siguiente compartimiento y llamar al camión remolcador. Los componentes del chasis inferior sobre orugas que no se podían utilizar en exceso duraron hasta 30 000 horas, mientras que en el caso de máquinas que se llevaban constantemente al siguiente compartimiento, a veces a 20 km (12 millas), la cantidad de horas fue de 3000 horas como norma.

AfrEquip mantuvo la flexibilidad con respecto a la ubicación de los repuestos y no insistió en conservar los repuestos en la filial más cercana a la compañía, sino en las instalaciones del cliente.

Cada uno de los clientes a los que se visitaron notó que en los primeros tiempos de uso en operaciones de cosecha mecanizada, una cierta cantidad de inventario de repuestos debió trasladarse al sitio y, al final, AfrEquip mantuvo la flexibilidad con respecto a la ubicación de los repuestos y no insistió en conservar los repuestos en la filial más cercana a la compañía, sino en las instalaciones del cliente.

Skidder de seis ruedas de Tigercat en Sudáfrica. La duración de la máquina es esencial.

El control periódico del stock y el reabastecimiento de los repuestos consumidos, en cierta manera demostró ser inicialmente una curva de aprendizaje, pero finalmente predominó la voluntad de que funcione el sistema. Además, muchos clientes en las primeras etapas de la curva de aprendizaje rehusarían reemplazar conjuntos completos como cilindros, bombas, motores o transmisiones en lugar de intentar abrir el montaje e intentar reparar simplemente los componentes internos que han fallado. Este proceso probó ser más costoso especialmente al considerar el tiempo de inactividad. En estos días, los clientes están habituados a un cambio rápido del componente que falla por uno nuevo y luego reparan el componente fallido y lo devuelven al inventario de repuestos como eventual respaldo.

Tener un alto grado de disponibilidad mecánica es otra medida crítica que se ha monitoreado y gestionado con el tiempo. La mayoría de los clientes que anteriormente utilizaban equipos agrícolas o de construcción convertidos para un trabajo de corte rápidamente se convencieron al ver que sus máquinas para propósitos específicos lograban un 25 % más de disponibilidad mecánica que la habitual. Se sorprendieron aún más de cómo la mayoría de las máquinas para propósitos específicos pudieron mantener el 90% de la disponibilidad mecánica incluso con hasta 30 000 horas. En general, se acepta que el trabajo de los cabezales cosechadores (especialmente cuando se descorteza eucalipto) es difícil, y con mucha frecuencia los transportes para propósitos específicos están a merced del cabezal cosechador para sus números de rendimiento de disponibilidad mecánica. Separar las dos entidades y el número de transporte se ve mejor aún.

La experiencia de tantos años con operadores de máquinas ha sido mezclada, dado que no hubo un gran conjunto de operadores idóneos de equipos mecanizados cuando entró al país la primera camada de máquinas de Tigercat entre 2005 y 2007. Las compañías forestales más grandes en general se vieron más afectadas al momento de la renovación de los operadores, cuando las famosas “sillas musicales” estaban a la orden del día dado que había operadores capacitados e idóneos dando vueltas a la pesca de algunos rand más. Con el tiempo el conjunto de operadores se hizo lo suficientemente grande y las cosas se asentaron definitivamente. La mayoría de los operadores recibe un sueldo básico y un esquema de incentivos vinculado a la productividad, la calidad del trabajo y el tiempo de actividad de la máquina. Todas las operaciones tienen dos o tres turnos al día para que las máquinas adquieran entre 16 y 18 horas máquina por día.

Un feller buncher sobre orugas de Tigercat en una plantación de pinos en Sudáfrica.

En general, desde nuestra visita, determinamos que los clientes de Tigercat han estado sumamente felices con su decisión y lealtad con las máquinas para propósitos específicos a través de las conversiones o equipos adaptados para la industria de la construcción o agrícola. Excelente rendimiento de la máquina en grandes ciclos de trabajo, en condiciones de terreno difícil y alta temperatura ambiente, además de estándares de seguridad superiores, y alta disponibilidad mecánica y una productividad superior son lo que destacan a las máquinas para propósitos específicos del resto.

La devaluación de la moneda sudafricana ha sido un gran desafío para todas las compañías forestales, dado que no han tenido la oportunidad de implementar una estrategia de reemplazo de flota de máquinas deseable y adecuada. Sin embargo, hay una creencia colectiva de que algo cambiará en el futuro y de que la compra de más máquinas de Tigercat es inevitable para satisfacer la necesidad de cosecha mecanizada en Sudáfrica.

Related Articles