Skip to content

Vean, es un Tigercat (It’s A Tigercat Eh, Y’all)

Máquina canadiense, éxito de mercado al sur de EE. UU. Reimpresión autorizada por Logging and Sawmilling Journal, edición noviembre 1993.

Este artículo se publicó originalmente en Logging and Sawmilling Journal, noviembre de 1993. Reimpreso con autorización.

— Allan Haig-Brown.

Identifica una necesidad del mercado, posteriormente proporciona ese servicio al máximo.

Se podría decir que ese es el credo de Tigercat Industries. Con sede en Brantford, Ontario, ha ganado una rápida aceptación del mercado por su harvester de autoservicio en el sudeste de los Estados Unidos.  Desde que la compañía se fundó a principios de 1992 se han vendido más de 40 harvesters 726 Tigercat con neumáticos de caucho.

“Ha requerido mucho trabajo pero nos está yendo bien”, confirma Tony Iarocci, presidente de Tigercat.

Por cierto, el nombre de la compañía no tiene ninguna relación con la franquicia de la liga de fútbol de Canadá de la ciudad cercana de Hamilton.  Surgió a partir de un grupo de expertos como un nombre que probablemente sería recordado. En cualquier evento, las máquinas están pintadas de color amarillo.

El harvester 726 parece en cierta forma un cargador frontal. “Es una máquina que necesita condiciones favorables de terreno, se debe poder conducir hasta cada árbol”, dice Iarocci. “La máquina no está diseñada para el terreno más montañoso típico de las áreas del norte de América del Norte en las que es más adecuada una máquina con pluma giratoria sobre orugas”, agrega. Pero la máquina Tigercat está justo en su lugar en Virginia, las Carolinas, Florida, Georgia y partes de Texas.

“Elegimos desarrollar el mercado en esa parte de los EE. UU. donde la industria forestal no estaba seriamente afectada por la recesión y donde vimos una necesidad de una máquina más resistente”, recuerda Iarocci. “Los contratistas forestales nos dijeron que a las máquinas se le podían añadir mejoras para reducir el tiempo de inactividad y aumentar la vida útil de la máquina”.

La sección central del harvester de Tigercat está reforzada con pasadores muy grandes y rodamientos en la junta de las articulaciones y pivotes en el ensamblaje de la pluma. Además, los contratistas forestales les dijeron a los investigadores de Tigercat que podían usar más caballos de fuerza de modo que las funciones de las máquinas se pudiesen realizar de manera simultánea.

El motor de Caterpillar de 195 HP posee sus bombas y cilindros de transmisión y de dirección ubicados hacia la parte posterior de la máquina. La justificación es el fácil acceso para el servicio y la orientación distribuye más peso al eje posterior. El harvester posee una distancia al suelo de 53 cm (21 in) (con neumáticos de 28L x 26) y se destaca la visibilidad completa del operador. Esto incluye un tragaluz en el techo de la cabina. “Nuestra fortaleza está en la sólida ingeniería”, resume Iarocci.

Se puede instalar el sistema hidráulico de la máquina para que acepte varios cabezales de tala para árboles con un diámetro del extremo de hasta 55 cm (22 in). Iarocci dice que los clientes utilizan tanto sierras como cizallas en la máquina. Observa que la mayoría de los contratistas forestales en el sudeste principalmente cosechan troncos aserrados con madera más pequeña que se utiliza para pulpa.

Una contribución adicional a la rápida aceptación de Tigercat por parte del mercado fue la incorporación de componentes de máquinas conocidos y probados.  Ayuda en la presentación del harvester a un distribuidor o a usuarios finales.  “Pueden ver por sí mismos esas cosas estructurales como el chasis y la pluma”, dice Iarocci. El uso de marcas comerciales, no fabricantes poco conocidos, para componentes como el motor, la caja de transferencia, la tecnología hidrostática y la circulación de aire hace que los posibles clientes se sientan más cómodos.

Tigercat Industries actualmente tiene aproximadamente 30 empleados en su planta de fabricación de Brantford. La compañía deriva diversos trabajos de fabricación en la región y compra componentes de toda América del Norte.  Observó que algunos distribuidores de Caterpillar del sudeste estaban interesados en la venta de máquinas de Tigercat después de manipular una línea discontinuada del feller buncher sobre ruedas de Cat.

La oferta más reciente de Tigercat es una versión más pequeña del 726 diseñado específicamente para las operaciones de raleo. Los dos primeros prototipos del 720 de Tigercat recientemente dejaron la planta, nuevamente hacia el sudeste de EE. UU.

Iarocci cree que la máquina tendrá aplicaciones en zonas de terreno de Canadá. Tanto el 720 como el 726 podrían probar ser máquinas viables en áreas del país con terrenos suaves, donde la tierra es pareja, no montañosa. Él citó áreas alrededor de Grand Prairie, Alberta, Prince Albert, Saskatchewan y Thunder Bay, Ontario como posibles regiones. Pero no anticipa un gran impulso en el mercado canadiense en el futuro cercano.