Skip to content

Inspecciones de equipos para cosecha forestal.

Exámenes y medidas metódicos pueden ayudar a prevenir averías, impedir incendios y extender la vida de su máquina. Aprenda lo que debe incluir su inspección diaria antes de comenzar.

— Tony Tijerina

Reimpreso con permiso, de Timber Harvesting, julio/agosto de 2011.

Inspecciones de equipos para cosecha forestal. Retirar los residuos presentes cerca del colector del motor y el turbocompresor es una tarea obligatoria.

Retirar los residuos presentes cerca del colector del motor y el turbocompresor es una tarea obligatoria.

Se ha escrito un artículo tras otro sobre la importancia del mantenimiento del equipo, pero a menudo los contratistas de cosecha prestan poca atención. Con el ritmo de producción más lento ahora en gran parte del país, la mayoría de los contratistas de cosecha tiene tiempo de dedicarse seriamente al mantenimiento preventivo de las máquinas. Para hacer uso del viejo dicho, no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy.

Skidders, fellers, cargadores y otros equipos representan el gasto más grande que usted tiene como contratista de cosecha.  Sin estos importantes activos, no podría trabajar. Por eso es primordial que remarque a sus supervisores y empleados la importancia de mantener el equipo en óptimas condiciones.

Primer plano de las mangueras.

Las mangueras pueden debilitarse por fricción, aplastamientos y pellizcos. Las mangueras con fuga de líquido hidráulico cerca de fuentes de alto calor atraen problemas.

Debe hacerse una inspección diaria en cada máquina antes de comenzar. Este es su negocio, y usted decide quién es el responsable de realizar la inspección. Le recomiendo que el operador sea quien inspeccione, documente y deje la máquina lista para el trabajo del día.

La inspección debe incluir:

Niveles de líquido. Deben comprobarse todos los niveles de líquidos para estar seguros de que están en la marca adecuada y que la máquina puede operar en condiciones óptimas. Los bajos niveles de líquido generan desgaste prematuro en las piezas y pueden crear peligros de fricción.

Cableado. Debe inspeccionarse todo el cableado en busca de desgaste, abrasiones y puntos sin cobertura. No hace falta decir que los cables pelados que entran en contacto entre sí o con un metal causarán un cortocircuito y potencialmente un incendio.

Mangueras hidráulicas. A menudo, se las ignora durante una inspección. Estas mangueras están diseñadas para funcionar con calor y presión, pero aún así requieren controles periódicos. Pueden ocurrir frotamientos, aplastamientos, pellizcos y lesiones mecánicas mientras la máquina está en funcionamiento. El resultado es que la manguera se debilita; se compromete la integridad de la línea y se reduce la presión que la manguera puede soportar. También es necesario revisarlas para ver si tienen fugas. Si se encuentran mangueras con alguno de los problemas descritos, deberá realizarse una inspección más detallada y reemplazarlas inmediatamente. Por lo general el líquido hidráulico tiene un punto de inflamación de 2270 °C (4400 °F). Si se calienta y se somete a presión, el punto de inflamación del líquido se reduce drásticamente.

Mangueras con fuga de líquido hidráulico.

Las mangueras pueden debilitarse por fricción, aplastamientos y pellizcos. Las mangueras con fuga de líquido hidráulico cerca de fuentes de alto calor atraen problemas.

Si el líquido se rocía directamente sobre el colector o el turbocompresor, un incendio es altamente posible. Demasiado a menudo se identifica una fuga o un problema, pero se pospone la reparación, hasta que una manguera que revienta hace que una máquina se prenda fuego. Además de correr el riesgo de costos de seguro más altos al final, los incendios previsibles como este le cuestan al dueño tiempo de inactividad, deducibles del seguro y mucha frustración.

Colector y turbocompresor. Esta área de la máquina es la que más peligro por calor representa. Pueden encontrarse con facilidad temperaturas que superan los 4260 °C (8000 °F) en la sección del colector y en el turbo. Estas áreas deben inspeccionarse todas las mañanas; cada residuo que se detecte debe retirarse mientras la máquina esté fría y puedan quitarse en forma segura.

Debe inspeccionarse el área luego del apagado. Si se han acumulado residuos, estos podrán quitarse con aire comprimido, o bien el operador puede esperar hasta que la máquina se haya enfriado y sea seguro tocar esas áreas. Por desgracia, los fabricantes no han sido capaces de encontrar una manera de eliminar las acumulaciones de residuos; sin embargo, han hecho muchos adelantos.

Residuos. El equipo de cosecha se maneja en condiciones de suciedad. Los residuos forestales constituyen una amenaza constante. Presentan un considerable riesgo de incendio cuando entran en contacto con áreas que alcanzan una temperatura potencial de ignición de aproximadamente 2320 °C (4500 °F). Las acumulaciones de residuos deben controlarse a diario y retirarse con frecuencia. La mejor práctica es retirar los residuos a mano todos los días y eliminarlos completamente al menos una vez por semana.  No olvide retirar las acumulaciones de residuos de la
cubierta inferior. Las acumulaciones de residuos son un combustible adicional en una situación de incendio.

Junta de articulaciones. Los residuos se acumulan en el área de debajo de la cabina. Si se los deja ahí, representan un riesgo potencial de incendio; por eso debe incluirse el área en la rutina de inspección diaria.  El fuego es un peligro real en la industria de la cosecha forestal. En mis doce años de inspeccionar equipos y de investigar incendios en los equipos, es evidente que no todos pueden prevenirse. Sin embargo, con diligencia y esfuerzo, pueden reducirse los casos de incendio.

Es primordial que cada contratista de cosecha forestal tenga un plan de acción para combatir incendios.  Debe capacitarse a los empleados en el uso apropiado de los extintores de incendios y tanques de agua. Muy a menudo le he pedido a un operador que imagine que hay un incendio en la máquina, y he visto cómo trata de encontrar el extintor o intenta entrar en el compartimiento de mangueras de agua solo para descubrir que no puede abrirse.

Es necesario inspeccionar a diario los extintores de incendio y los tanques de agua para asegurarse de que están listos para el uso. Si ocurre un incendio y el extintor está descargado o no hay presión en el tanque de agua, no tendrá defensa.

Residuos cerca del colector del motor y el turbocompresor.

Retirar los residuos presentes cerca del colector del motor y el turbocompresor es una tarea obligatoria.

En caso de incendio

Todos los operadores y empleados deben estar capacitados y preparados en caso de una emergencia por incendio. Al primer signo de un incendio:

1) ¡Apague la máquina! Esto detiene el flujo de los líquidos sometidos a presión.

2) ¡Haga sonar la alarma! Comience el pedido de ayuda.

3) Salga de la cabina y bájese de la máquina con el extintor de incendios en la mano.

4) Evalúe la situación desde un lugar seguro del terreno. Ubique el lugar del incendio. La seguridad personal siempre es lo primero.

5) Si es seguro hacerlo, rocíe material de extinción en dirección al fuego por las aberturas de las rejillas u otros puntos de acceso.

6) Solo si es seguro hacerlo, quite las rejillas o abra las puertas, y continúe rociando con un movimiento de lado a lado.

7) Moje con agua los residuos de la cubierta inferior para enfriarlos e impedir que el fuego vuelva a prender.

8) Informe el incendio de inmediato a las autoridades locales y a su compañía de seguros.

Un buen programa de inspección diario puede ayudarlo, y de hecho lo ayudará, a prevenir pérdidas por incendio así como a reducir costos operativos al ubicar y eliminar costosas fugas y problemas. Todo contratista de cosecha forestal debe desarrollar e implementar una política que requiera la inspección y el mantenimiento de todo el equipo. Deben conservarse los registros de las inspecciones para documentar que este trabajo se ha completado de la manera adecuada.