Skip to content

Prevención de incendios en los escapes de los motores

La madera y el escape del motor definitivamente no son una buena combinación

Por Robin Barker, administrador de ingeniería

Las máquinas destinadas a la cosecha forestal, en particular, aquellas utilizadas en aplicaciones de raleo, tala y desrame, trabajan continuamente cerca de grandes cantidades de material orgánico combustible. Las ramas y ramitas, la corteza, las hojas y las agujas que caen de árboles, arbustos y parras cercanos, como así también las astillas y el polvo que arrojan los cabezales de las sierras, pueden entrar al compartimiento del motor de una máquina cosechadora. Pueden hacerlo como parte de residuos en el aire o como piezas que han sido cortadas por el movimiento de la máquina.

Cuando es posible, Tigercat protege el silenciador y separa el sistema de escape de los demás componentes.

Cuando es posible, Tigercat protege el silenciador y separa el sistema de escape de los demás componentes.

Muchas veces, la temperatura del escape del motor supera los 425 °C (800 °F). ¿Recuerda Fahrenheit 451, la novela distópica de Ray Bradbury? Al igual que ocurre con los libros prohibidos, los residuos forestales se prenderán fuego y arderán a una temperatura de entre 200 °C y 260 °C (400 °F y 500 °F). En consecuencia, si los residuos forestales hacen contacto con componentes del escape del motor que estén a grandes temperaturas, como colectores, turbocompresores o silenciadores, aumenta considerablemente el riesgo de que se incendie la máquina.

Una vez que comienza un incendio ocasionado por residuos de madera, es posible que muchos otros materiales de la máquina también se vean comprometidos. De esta manera, un incendio pequeño y localizado se puede convertir en un fuego incontenible.

Entre estos materiales, se encuentran:

• las mangueras de caucho y plástico

• el aislamiento del cableado eléctrico

• aceite del motor

• el aceite hidráulico

• el combustible diésel

• el anticongelante del motor

La prevención de incendios en las máquinas de cosecha es un trabajo constante. Limpiar, lavar y quitar la acumulación de residuos forestales dentro de las máquinas son responsabilidades y tareas importantes que hay que llevar a cabo con frecuencia.

Igual de importantes son la inspección y el mantenimiento constantes de los componentes del sistema de escape del motor. De esta manera, se garantiza que todos los gases de escape salgan de la máquina a través del caño de escape después del silenciador. Si se producen fugas del sistema de escape en el compartimiento del motor, todos los componentes y materiales que se mencionaron antes quedarán expuestos a los gases de gran temperatura. En el mejor de los casos, esto resultará en una falla prematura del componente. En el peor de los casos, aumentará significativamente el riesgo de que se produzca un incendio en la máquina.

Se deben llevar a cabo con frecuencia inspecciones de todos los componentes del escape del motor para asegurarse de que no haya fugas. Siempre inspeccione completamente los componentes en busca de:

• colectores agrietados

• pernos sueltos o faltantes

• abrazaderas sueltas

• juntas con filtraciones

• protectores y resguardos contra residuos que estén sueltos o ausentes

• soportes rotos

• caños y silenciadores agrietados u oxidados

Se debe incorporar esta tarea de inspección a los procedimientos de calentamientos matutinos, cronogramas de mantenimiento y lubricación diarios o controles de refrigeración cuando acabe un turno.

Sea proactivo. Si los componentes de un sistema de escape muestran signos de estar acercándose al final de su vida útil, se deben reparar o reemplazar las piezas antes de que fallen. Si se encuentra una fuga en el sistema de escape, se debe detener inmediatamente la máquina y no volverla a utilizar hasta que se hayan completado las necesarias tareas de reparación.

Escuche. Un cambio o aumento del nivel de ruido en el escape de un motor indica, por lo general, que hay una fuga en el sistema de escape. No se puede ignorar esta advertencia audible; se deben tomar medidas de inmediato.

Planifique el tiempo de inactividad. A medida que se acumulan las horas de funcionamiento de la máquina, es posible que sea necesario llevar a cabo mantenimientos importantes o reemplazar el motor. Utilice estos tiempos de inactividad para realizar una inspección completa de todo el sistema de escape del motor y reemplazar los componentes menores. Los incendios en las máquinas son costosos, más costosos que el tiempo que lleva limpiarla y revisar diariamente el sistema de escape, y aún más costosos que las piezas de repuesto.

Además, los incendios en las máquinas son previsibles en su mayoría. Así que piense de antemano, sea proactivo y evite la larga lista de costos financieros, humanos y ambientales relacionados. Para obtener más información, consulte las páginas de Prevención de incendios en la sección 1 de cualquier Manual del operador de Tigercat actual.