Skip to content

BTB 53: Cosecha mecanizada de teca

José Carlos Rocha Filho, gerente comercial y de marketing de Latin Equipment Norte, explora el mecanismo de cosecha de plantaciones de teca en el sudeste de México.

Un feller buncher 718G de Tigercat se desplaza entre las hileras en una plantación de teca


La plantación comercial de bosques de teca en México comenzó en 2000, principalmente en la región sudeste del país. Actualmente, las plantaciones de teca de México ascienden a 30 000 hectáreas (74 000 acres), lo que ubica al país entre los cinco máximos productores a nivel mundial.

En la actualidad, los productos de teca se describen como especializados en el negocio de la cadena de suministro de la madera, con un valor comercial total anual que asciende a 450 millones de USD por año. El 90 % del total va directo al mercado asiático, con India como el importador principal.

Esta madera dura es muy conocida por su calidad, belleza, durabilidad y fácil viabilidad en comparación con otras maderas duras. Se utiliza ampliamente en India para las industrias de la construcción y del mueble, y hay una demanda significativa de los fabricantes de autos de lujo y constructores de botes.


Cadena de suministro

Décadas de cosecha excesiva, tala ilegal y presión creciente del público han provocado una reducción grave en el suministro de teca nativa de los bosques naturales del sur de Asia. La deforestación extrema de estos bosques naturales ha ocurrido principalmente en países como India, Myanmar, Laos y Tailandia. Esto, junto con la implementación de sanciones comerciales, no solo ha provocado que el costo de la madera de teca aumente, sino que también ha hecho que los consumidores busquen fuentes alternativas ambientalmente sostenibles. Por tal motivo, muchas compañías forestales comenzaron a cultivar la especie en las regiones subtropicales de América.

Debido al enorme tamaño de los árboles de teca nativos en Asia, en las operaciones se cosechaba típicamente utilizando un proceso muy manual. La gestión forestal de teca en América Central se ha llevado a cabo mediante un sistema de raleo selectivo: un primer raleo se realiza a la edad de los tres a cuatro años, seguido de un segundo raleo a la edad de seis a ocho años, un tercer raleo a la edad de los diez a doce años y una cosecha final a la edad de los dieciocho a veinte años. Los árboles se talan de forma manual con una motosierra y, luego, se extraen al costado del camino con un pequeño tractor equipado con un accesorio trasero tipo agarrador.


El equipo de cosecha y personal de Latin Equipment Norte delante del feller buncher 718G.

El equipo de cosecha y personal de Latin Equipment Norte. La mecanización ha mejorado el nivel de habilidad de los trabajadores y, al mismo tiempo, ha aumentado la productividad y ha reducido los accidentes en el lugar de trabajo.


Península de Yucatán

La evaluación profesional de las operaciones de cosecha de madera forma parte de mi rutina. Todos los meses, recibimos solicitudes y ofrecemos soluciones personalizadas para satisfacer las demandas del cliente. En 2018, Latin Equipment Norte, con sede en Panamá, comenzó a trabajar estrechamente con diferentes cultivadores de teca en toda América Central y México. Iniciamos el viaje con las autoridades de Latin Equipment Norte (Derek Smythe, director, y Gabriel Turturiello, director ejecutivo) y visitamos la península de Yucatán. Después de consultar con varias compañías forestales y contratistas involucrados en la madera de teca, algo nos llamó la atención. Nos dimos cuenta de que había una falta de técnicas de gestión consistentes.

Habíamos escuchado sobre algunas pruebas en Brasil con cabezales cosechadores y en Ecuador con feller bunchers, pero nada que hayamos podido considerar consistente en cuanto a un sistema mecanizado adecuado.


CREEMOS CON FIRMEZA QUE EL FUTURO DE UNA INDUSTRIA DE TECA QUE SEA ESCALABLE, ÉTICA Y SOSTENIBLE ESTÁ EN EL SUR DE MÉXICO, AMÉRICA CENTRAL Y DEL SUR.

– José Carlos Rocha Filho de Latin Equipment Norte


Nuestra preocupación fue la comprensión de las relaciones entre las especies que gestionamos, el equipo, las condiciones y la cultura local también. Todo esto nos hizo reflexionar mucho sobre cómo el equipo para propósitos específicos puede ayudar a las operaciones de cosecha crecientes de forma segura, rentable y sostenible.

Cuando visité las plantaciones por primera vez, el paisaje me transportó al 2015, cuando tuve la oportunidad de llevar a cabo estudios sobre maquinaria para explotación forestal en el sur de los Estados Unidos. En ese momento, trabajé estrechamente con las flotas de feller bunchers sobre ruedas y skidders, y gracias a esa experiencia anterior en terreno llano, tuve la idea firme de que el sistema de troncos completos se podría prestar bien a las plantaciones del sudeste de México. En ese mismo día, llamé a Ivan Maillet, ventas internacionales de Tigercat, para aportar algunas ideas.


El 610E realiza un arrastre entre filas en Campeche.

El 610E realiza un arrastre en Campeche


El tamaño adecuado

La demanda para comercializar una cantidad cada vez más grande de madera a Asia ha desencadenado la necesidad de mejorar y desarrollar toda la cadena de suministro de teca en la región sudeste de México. Debido a la escasez de fuerza laboral y la alta incidencia de accidentes en el lugar de trabajo, muchos contratistas y compañías forestales han estado buscando métodos viables para mecanizar las operaciones de cosecha de teca.

Los troncos de teca tienen un valor agregado significativo cuando no tienen rayones profundos o daños. Por lo tanto, el equipo elegido debe interactuar adecuadamente con los árboles talados y, en particular, con la plantación que queda en pie en el caso del raleo. Desde nuestra perspectiva, el primer desafío fue seleccionar el equipo correcto capaz de talar y manejar cuidadosamente los árboles, y también una máquina con una distancia estrecha entre las ruedas para realizar transiciones perfectas entre las aplicaciones de raleo y tala.


Un feller buncher 718G deja una gavilla de árboles de teca

José comenta: “Es increíble con cuánta rapidez y precisión el feller buncher puede depositar la madera en el suelo”.


Al considerar las condiciones y las variables, el feller buncher sobre ruedas 720G fue el primer modelo que se nos vino a la mente: una máquina simple y probada, fácil de operar, muy productiva y con bajos costos de mantenimiento a largo plazo. Debido a su estabilidad y tamaño relativos, el 720G puede controlar los árboles de teca maduros y maniobrar con ellos fácilmente. ¿Qué más se puede esperar de una máquina de tala?

Para resumir, seleccionamos el feller buncher 720G y el skidder 610E con el objetivo de optimizar la productividad y aumentar la seguridad de los trabajadores. Después de unos pocos meses de operar el 720G, nos ganamos la confianza de las personas que inicialmente habían apostado contra el éxito del proyecto. Una vez que tuvieron la oportunidad de ver el equipo en acción, comprendieron rápidamente con cuánta perfección podía trabajar el equipo. Sabíamos que en tanto las operaciones permanecieran dentro de los parámetros definidos, especialmente en el terreno llano, el sistema de cosecha sobresaldría.

Es increíble con cuánta rapidez y precisión el feller buncher puede depositar la madera en el suelo. La sierra de tala 5702 ha demostrado un muy buen rendimiento. Los diámetros de los troncos están cerca de los 50 cm (20 in) con algunas formas de tronco irregular. El cabezal acumula hasta cuatro troncos por ciclo, mientras que, a la vez, demuestra una rápida recuperación de la sierra. Esto permite que el sistema cumpla cómodamente con los objetivos de producción definidos.


Tocón de teca talado casi al nivel del suelo

Entre todos los tipos de especies de plantación típicas, la teca tiene uno de los valores económicos más altos


La parte más valiosa del árbol de teca es la parte más gruesa del tronco, que generalmente se encuentra al nivel del suelo. Después de comprender el diseño, funciones y mantenimiento diario de la máquina, el principal desafío que se debía superar era la capacitación de los operadores para cortar lo más cercano posible al suelo para maximizar la recuperación del tronco.

Después de algunas sesiones de capacitación, observamos que los operadores alcanzaban resultados excelentes. Ahora estamos llevando a cabo algunas pruebas para determinar qué tipos de dientes de sierra serán los más adecuados y resistentes para esta aplicación en particular.

Siguientes pasos

En base a nuestro conocimiento y experiencia hasta aquí, creemos con firmeza que el futuro de una industria de teca que sea escalable, ética y sostenible está en el sur de México, América Central y del Sur. Estamos convencidos de que los esfuerzos de Latin Equipment y los resultados emocionantes de este proyecto no solo servirán para fomentar una mayor penetración de las máquinas de Tigercat en las operaciones de teca en México, sino también en otros cultivadores de madera dura en toda América Latina.


ESTOY SEGURO DE QUE ESTAS MÁQUINAS SERÁN LAS PRIMERAS DE MUCHAS UNIDADES DE EQUIPOS DESTINADOS A REALIZAR TAREAS DE EXPLOTACIÓN FORESTAL QUE ENTRARÁN EN NUESTRO TERRITORIO.

– José Carlos Rocha Filho


Acerca del autor

José Carlos Rocha Filho es gerente comercial y de marketing de Latin Equipment Norte. Tiene un título en ingeniería forestal de la Universidad de San Pablo (USP), Brasil, y se especializó en operaciones de maquinaria para agricultura y explotación forestal en la Universidad del Sur de Illinois. En Latin Equipment Norte, está a cargo de llevar a cabo el desarrollo empresarial, promover nuevas oportunidades y soluciones innovadoras para la industria de la explotación forestal en todo Ecuador, Colombia, Caribe, América Central y México. El padre de José participó en el mantenimiento de maquinaria, lo que hizo que José conociera equipos de uso intenso a una edad muy temprana. La pasión de José ha continuado desde entonces.

José Carlos Rocha Filho

Related Articles