Skip to content
Tigercat se especializa en el diseño y la fabricación de sistemas de cosecha forestal, maquinaria industrial especializada para uso fuera de caminos y equipo de procesamiento de materiales de primera calidad.

Tigercat hoy

Tigercat es una empresa privada canadiense verticalmente integrada con un profundo conocimiento en ingeniería, producción, fabricación y soporte de maquinaria apta para aplicaciones de uso pesado.


Instalación de ensamblaje del transporte sobre orugas de Tigercat en Paris, Ontario

160 Consolidated Drive, instalación de ensamblaje del transporte sobre orugas de Tigercat en Paris, Ontario.


Nuestras raíces están en la explotación forestal

Tigercat tiene décadas de experiencia en el sector de la cosecha forestal con el conocimiento para diseñar complejos sistemas estructurales, mecánicos, hidráulicos y electrónicos que funcionan todos los días en condiciones extremas y adversas. Tigercat toma esta amplia experiencia y la utiliza para expandirse en otros sectores que requieren máquinas resistentes y confiables que se encarguen de ciclos de trabajo exigentes en otras aplicaciones industriales especializas.

La línea de producción industrial para uso fuera de caminos incluye equipos para despeje de terrenos, silvicultura y preparación del sitio, así como otros transportes destinados a servicio pesado especializado que se usan en varias industrias, entre ellas servicios públicos, petróleo y gas, y construcción.


Skidder 632H de Tigercat arrastra una gran gavilla de árboles

Los skidders de Tigercat reflejan el conocimiento de nuestros empleados. Los empleados de Tigercat tienen la oportunidad de diseñar y fabricar complejos sistemas estructurales, mecánicos, hidráulicos y electrónicos que funcionan todos los días en condiciones extremas y adversas.


Creada en Canadá, alcance mundial

Con la oficina central en Brantford, Ontario, Tigercat opera desde once instalaciones en el sur de Ontario, junto con instalaciones adicionales en los EE. UU. y Suecia. Estas instalaciones albergan a los equipos de diseño y producción de todos los productos de Tigercat. También allí están los equipos de fabricación de acero, administración, servicio al cliente y distribución de repuestos. Hay un gran centro de distribución de repuestos y de capacitación en Ailey, Georgia, que brinda servicios a los EE. UU. Una segunda instalación en los EE.UU. con sede en Fremont, New Hampshire, alberga una parte del equipo de diseño de procesamiento de materiales. Tigercat también cuenta con un centro de ventas, servicio y distribución de piezas en Hede, Suecia.

  • Práctico personal de campo de soporte al cliente de Tigercat en diez países
  • Más de 170 distribuidores en todo el mundo
  • Máquinas de Tigercat en más de 40 países
  • 93 000 m² (1 000 000 pies cuadrados) de espacio de oficina, fabricación y depósito para repuestos

Un muñón de eje de Tigercat pasa por el proceso de tratamiento térmico en la planta de producción de la transmisión de Tigercat en Kitchener, Ontario.

Un muñón de eje de Tigercat pasa por el proceso de tratamiento térmico en la planta de producción de la transmisión de Tigercat en Kitchener, Ontario.


Integración vertical

La maquinaria de Tigercat es reconocida por la integridad estructural, durabilidad y la capacidad de soportar los desafíos extremos de las aplicaciones forestales a tiempo completo.

Además de una ingeniería de nivel superior, la profunda experiencia de fabricación, así como la soldadura y el maquinado de alta calidad constituyen la naturaleza duradera de las máquinas. El resultado del estricto control interno de Tigercat sobre la fabricación del acero brinda una vida útil más prolongada, mejor disponibilidad de máquinas y valores más altos de reventa. Al reconocer que en algunos casos los componentes comprados retrasan las tasas de productividad y disponibilidad de las máquinas de Tigercat, la compañía ha buscado controlar el diseño y la manufactura de una selección de componentes clave, en un esfuerzo por suministrar piezas que sean capaces de soportar la tensión adicional que conllevan el alto rendimiento y la capacidad que son características de las máquinas de Tigercat.


Orígenes

Tigercat se inició en 1992, cuando un pequeño grupo de profesionales con vasta experiencia en todas las facetas de la industria de equipos para cosecha forestal se unió a la compañía de fabricación MacDonald Steel, con sede en Cambridge (Ontario).

En ese momento, MacDonald Steel estaba dedicada a la fabricación de componentes para reconocidos fabricantes de equipos móviles. Sin embargo, el propietario y CEO, Ken MacDonald, concibió la creación de una compañía nueva que se basaría en la experiencia de manufactura de MacDonald Steel; una compañía que diseñaría y fabricaría equipos destinados a realizar tareas de explotación forestal. Era una acción riesgosa, ya que en ese momento había muchas compañías grandes y bien establecidas que competían en un abarrotado mercado de equipos forestales.

Los miembros del equipo original realizaron exhaustivas investigaciones de campo en el sudeste de EE. UU., una de las grandes regiones de producción mundial de madera. Esta experiencia de campo con los contratistas de explotaciones forestales determinó que, aunque había cuatro fabricantes que competían por la participación en el mercado, los feller bunchers sobre ruedas estaban muy por debajo de las expectativas de la base de clientes, principalmente en lo referente a confiabilidad mecánica y duración.

Tigercat se enfocó en las contribuciones y reacciones de los contratistas forestales del sudeste estadounidense, y se dispuso a diseñar una alternativa técnicamente superior. El resultado fue el feller buncher 726, rápidamente reconocido como una máquina más duradera y confiable, capaz de lograr una mayor producción. El 726 también demostró tener una vida útil más prolongada y un tiempo de actividad significativamente superior al de las máquinas de la competencia.

El inmediato éxito del 726, sumado a la atención que Tigercat prestó a los comentarios y la satisfacción de los clientes, estableció desde los inicios un elevado estándar que la compañía busca superar continuamente.


El prototipo de feller buncher 726 Tigercat

La máquina que inició todo: el prototipo del feller buncher 726 de Tigercat.


El prototipo 726

En 1992, al costado de una autopista al norte de Florida, se encontraba un camión Mack que remolcaba un feller buncher de aspecto extraño. Con él había dos hombres que empuñaban un juego de punzón y matriz, y un martillo de bola; eran un conductor de camiones llamado Don Snively y un comerciante llamado Jim Wood. Ambos trabajaban para MacDonald Steel. Los números de serie y el papeleo eran detalles menores que nadie había tomado en cuenta en la prisa por terminar la fabricación del prototipo del feller buncher 726 Tigercat… Hasta que la posibilidad de ir a la cárcel se les vino encima.

Cuando llegó el momento de fabricar el prototipo de Tigercat 1992, Wood era la opción obvia. Como electricista matriculado, mecánico de maquinaria industrial y mecánico de automóviles, contaba con las habilidades y el talento para solucionar las complicaciones e incertidumbres que sin duda acompañarían al ensamblaje de una nueva máquina, en la esquina trasera de una planta de manufactura de aceros.

El tiempo pasaba y Wood recuerda que el presidente de Tigercat, Tony Iarocci, le preguntó si la máquina estaba lista. Contestó: “Podemos enviarla ahora o esperar tres semanas más”. Tony dijo: “Envíenla mañana”. Teníamos las baterías atadas con cuerdas a la cubierta inferior».

Snively se subió al viejo camión Mack que iba a la Expo Southeast in Tifton, Georgia. Wood lo seguía en una camioneta. Trabajaban en la máquina durante las paradas, a la noche. Para cuando llegaron a Georgia, estaba aceptablemente terminada. Luego de la exhibición, ambos, a menudo acompañados por Iarocci y Ken MacDonald, recorrieron la región sudeste con la máquina.

Al recordar la Expo Southeast y a los representantes de otro fabricante de equipos que los habían llevado, el copropietario de Williston Timber, Eddie Hodge, dice: “Nos hacían correr por toda la exhibición para llevarnos a ver [sus] máquinas y nosotros queríamos pararnos a ver esta máquina Tigercat nueva. El maldito motor estaba puesto al revés… Además, el nombre sonaba bien”.

Poco tiempo después de la exhibición, Eddie y su operador volaron a Luisiana, donde se estaba exhibiendo la máquina, y se encontraron con Iarocci, MacDonald, Snively y Wood. No quedaban muchos árboles en el emplazamiento, pero fueron suficientes. “Cortamos algunas bases de árboles y la hicimos andar sobre algunas colinas; allí encontramos algunos árboles de pie”, explica Eddie. Y luego propuso un mes de prueba.

Eddie recuerda: “Le dije a Tony: ‘Si quieres, puedes llevar esta cosa a Florida. Como no la conocemos, tendrás que dejar al mecánico con ella. Si la máquina se mantiene entera por un mes, la compraremos’. Así que ese fue el trato. La máquina ni siquiera tenía número de serie. A Don lo detiene el Departamento de Tránsito de Florida, y ellos nos llaman. Él llama a Canadá y no puede viajar por más o menos medio día. Como saben, los equipos robados se mueven de esa forma, se le borran los números de serie… Son de Canadá, no tienen papeles. Tienen un camión solo con cabina. Todo lo que querían era librarse de esa cosa y regresar a casa”. Para el momento en que Snively dejaba la máquina en lo de Hodge y emprendía el regreso, había estado fuera de su hogar durante cuarenta días.


Eddie Hodge entrega las llaves del prototipo 726 de nuevo a Ken MacDonald y Tigercat después de 25 años. Robert Clary y Tony Iarocci observan.

Tigercat reconstruyó el prototipo 726 como parte de las celebraciones del 25.º aniversario de Tigercat. Eddie Hodge entrega las llaves del prototipo 726 de nuevo a Ken MacDonald y Tigercat después de 25 años. Robert Clary, propietario del primer modelo 726 de la producción, y el ex presidente de Tigercat, Toni Iarocci, observan.


Nuestra gente

Tigercat emplea a 2000 personas, muy lejos del pequeño grupo que diseñó y construyó el primer feller buncher 726 en 1992. El equipo de Tigercat constituye el principal activo de la empresa.

De manera similar a los usuarios finales, proveedores y distribuidores, los empleados de Tigercat son considerados asociados de negocios. Sin el obstáculo de un sinnúmero de reglas o una larga cadena de mando, los empleados de Tigercat están ampliamente orientados al cliente y tienen autorización para resolver problemas con rapidez. Como resultado, las operaciones de Tigercat se caracterizan por un alto nivel de respuesta, flexibilidad y capacidad.

El desarrollo de productos de Tigercat es continuo y está impulsado por los clientes, y la investigación de campo es fundamental para el proceso de desarrollo. Los diseñadores y el personal de servicio al cliente y de administración visitan periódicamente las operaciones de cosecha forestal, y los profesionales de explotación forestal suelen visitar las fábricas de Tigercat. Si bien la pandemia ha reducido temporalmente muchas de estas oportunidades para el intercambio de información, Tigercat se ha adaptado rápidamente y continúa manteniendo un contacto cercano con la base de clientes. Esta colaboración abierta entre los diseñadores de Tigercat y los profesionales de cosecha forestal, así como el contacto continuo con el usuario final, no tiene comparación en la industria. El proceso garantiza que el desarrollo de producto de Tigercat sea rápido, receptivo y esté alineado con las necesidades actuales y futuras del cliente.


Empleados de Tigercat realizan tareas específicas del trabajo.

 


Obtenga aquí información acerca de las vacantes en Tigercat:

Vea nuestros puestos actuales