Skip to content

Una picadura peligrosa

El líquido o aire a alta presión que se inyecta por debajo de la piel a una presión de menos de 7 bares puede causar lesiones incapacitantes o hasta muerte si no se trata con rapidez.

– Chris Armour, redactor técnico y de marketing

Los operadores de equipamiento forestal y todoterreno y los técnicos de mantenimiento están acostumbrados a hacer frente a los peligros evidentes de las sierras giratorias y de la caída de ramas de los árboles, sin embargo, puede que estén menos familiarizados con el peligro crítico que puede causar lesiones incapacitantes o la muerte: lesiones por inyección de alta presión.

Con equipos pesados, la amenaza más fuerte proviene de las fugas hidráulicas de alta presión. Una pequeña fuga o agujero en una línea hidráulica o una falla en el accesorio pueden liberar líquido hidráulico en una corriente casi invisible a más de 200 bares. Si los técnicos u operadores buscan una fuga con sus manos o investigan otro problema, puede que sientan un pinchazo similar a una picadura de insecto o a un corte de alambre filoso y que al principio no lo tengan en cuenta.

 El líquido en sí puede dañar seriamente los tejidos según el tipo, pero la sola presión puede causar rápidamente inflamación de los compartimentos cerrados dentro de la extremidad, lo que causa daños dolorosos en tendones, arterias, nervios y músculos.

Incluso la herida puede no parecer tan grave; solo un corte o marca roja como la picadura de un insecto. Todo el tiempo los mecánicos se golpean o se raspan las manos, después de todo, y las avispas pueden hacer nidos en las maquinarias que se encuentran en los bosques. Sin embargo, en unas horas, la lesión causará un dolor intenso y requerirá cirugía inmediata y especializada. Cuanto más se retrase el tratamiento de urgencia, mayor será el riesgo de sufrir lesiones permanentes tales como perder dedos, la mano entera o incluso morir.

Un técnico que controla fugas hidráulicas usando una hoja de cartón.

Un técnico que controla fugas hidráulicas usando una hoja de cartón.

Lo que sucede es que el líquido a alta presión se inyecta profundamente por debajo de la piel en el torrente sanguíneo, en los músculos y los tendones. El líquido en sí puede dañar seriamente los tejidos según el tipo, pero la sola presión puede causar rápidamente inflamación de los compartimentos cerrados dentro de la extremidad, lo que causa daños dolorosos en tendones, arterias, nervios y músculos. El líquido hidráulico o combustible que entra en el torrente sanguíneo puede rápidamente causar la muerte ya que el cuerpo humano no tiene defensas contra este. Como si esto fuera poco, las bacterias pueden entrar profundamente en la herida, lo que puede causar infecciones peligrosas. Solo una cirugía especializada rápida luego de la lesión previene la incapacidad permanente.

Cualquier persona que trabaje en torno a las máquinas hidráulicas debe tener en cuenta las siguientes precauciones:

  • Use siempre Equipos de protección personal (EPP), tales como gafas y guantes de seguridad, pero tenga en cuenta que los líquidos a alta presión pueden penetrar hasta en guantes de soldadura dobles.
  • Nunca suponga que el sistema hidráulico de una máquina está despresurizado solo porque la máquina está apagada. Las líneas y acumuladores pueden contener presión residual durante semanas o incluso meses con la máquina apagada. Consulte el manual del operador para obtener información sobre los procedimientos específicos de despresurización de la máquina. Sin embargo, recuerde que no hay una forma definitiva de saber si el sistema está completamente despresurizado, por lo tanto, siempre debe tener cuidado.
  • Nunca use las manos, incluso aunque tenga puestos guantes dobles, para agarrar una línea hidráulica o para buscar fugas. Coloque siempre el extremo de un objeto largo, como por ejemplo un trozo de cartón, madera o acero en el supuesto paso de corriente de cualquier líquido para localizar una fuga.

Además de capacitar a técnicos y operadores, las compañías y los distribuidores que trabajan con equipos pesados deben implementar planes para el tratamiento de lesiones por inyección. Debe advertirse a los centros médicos locales de que pueden producirse estos tipos de lesiones (que requieren de un tratamiento específico) y debe haber implementados planes de evacuación para los miembros del personal que trabajan en ubicaciones remotas. Asegúrese de que las fichas técnicas de seguridad (FDS) de cualquier líquido en uso (líquido hidráulico, combustible, pintura, etc.) estén a mano y se proporcionen al personal de urgencias. Si ocurre un incidente, los trabajadores deben ser trasladados al hospital lo antes posible, ya que el tiempo es de gran importancia. Se debe realizar una cirugía de inmediato para aliviar la presión y quitar el líquido inyectado de la herida. Tanto las víctimas como el personal del servicio de urgencias a veces pueden mostrarse reacios a continuar con este paso, ya que la apariencia externa de la herida puede parecer muy pequeña, sin embargo, es esencial que estos tipos de lesiones sean tratados de inmediato como las urgencias quirúrgicas.

Si bien este artículo se ha enfocado en los peligros de las lesiones causadas por el líquido hidráulico, es importante recordar que las lesiones por inyección pueden ocurrir con cualquier sustancia por debajo de una presión de tan solo 7 bares; incluso de agua o aire. Muchas actividades realizadas en el taller de mantenimiento, tales como el lavado, pintura, eliminación de residuos con aire comprimido y uso de pistolas de engrase a alta presión, también pueden causar lesiones por inyección.

Use siempre el equipo de protección adecuado para el trabajo y hágase responsable de su seguridad y de la seguridad de sus compañeros. Tenga cuidado con la picadura.